Monastrell, una gran posibilidad para los vinos de Alicante

monastrellEs de maduración tardía, amante del sol y de clima mediterráneo, y generosa para aportar color y cuerpos a los vinos, sean propios o ajenos. Crece en tierras alicantinas desde tiempos inmemorables, vivió momentos de esplendor ocupando miles de hectáreas en estas tierras y produciendo un vino que se exportaba a otras regiones para mejorar los suyos y se vendía a granel.
Otras plantaciones más rentables como el olivo y el almendro, el urbanismo y las políticas de algunas administraciones le hicieron un flaco favor a la Monastrell, esa variedad de uva tan aromática e identificativa del vino de Alicante.
En estos tiempos, la Monastrell está retomando fuerza. Las bodegas alicantinas apuestan por ella para realizar vinos de calidad, los viticultores la aprecian, la sienten suya y luchan por recuperarla y ponerla en valor. La Denominación de Origen Vinos de Alicante ha organizado el primer Congreso Internacional de la Monastrell, que ha reunido a más de 600 personas vinculadas a este tema, rompiendo una lanza en pro de esta aromática varietal mediterránea.

imagen Congreso MonastrellLa jornada comenzó con las ponencias de Luis Leza, Vicente Sotes (OIV), Rafael Martínez y David Bernardo López, ingenieros agrónomos y expertos en el desarrollo agrario, que explicaron la importancia de la producción de esta variedad (en la Comunidad Valenciana se dedican a su cultivo 7.136 hectáreas), su distribución geográfica y sus aspectos vitícolas.
Tras esta introducción a los aspectos más terrenales de la Monastrell, se presentó una visión internacional de esta uva, explicando algunas de las características de su cultivo y vinificación en Australia, Francia y Estados Unidos.
Y así llegamos a la mesa redonda con Ramón Castaño de Yecla, Llas, Juis J. Perez de Bullas, Paco Pardo de Jumilla, Juan Carlos López de la Calle, Stéphane Point, Sebastian Boudon, Guillaume Tari y Jorge Ordoñez, encuentro en el que se hizo una clara defensa del trabajo en la tierra y de sus protagonistas. Mejorar los vinos pasa necesariamente por pagar mejor a los agricultores y para poder hacer esto es imprescindible vender mejor los vinos, apuntaron. Por su parte, J. Carlos de la Calle, reivindicó lo próximo y cercano frente a identidades igualitarias y globales y aseguró que “las bodegas necesitamos la recuperación de nuestra identidad y la Monastrell es una buena herramienta para lograrlo”. “Cuando hay un hombre detrás de un vino hay emoción. Y eso es lo que nos quieren comprar”. Otra de sus intervenciones que arrancaron aplausos del auditorio fue cuando recordó que en Alicante si necesitas arrancar viñas de Monastrell porque están viejas, está prohibido replantar esta variedad, e hizo un llamamiento a la D.O. para cambiar esa situación, que incidió, sólo se da en Alicante.

JC La Calle Pedro Ballesteros JuanjoLa segunda mesa redonda la protagonizaron Pedro Ballesteros, uno de los dos Master of Wine de España, David Carbonell copropietario de la bodega alicantina Vins del Comtat, Deby Beard y Roberto García Torrente. Se trataba de dar una visión de la España mediterránea y la dieron.
En miras de la calidad de los vinos Pedro Ballesteros hizo una declaración clara y contundente: “Es una canallada comprar la uva a 0,26 céntimos para vender vino a un euro. Hacer eso es vender España, destrozar el paisaje y la dignidad”, afirmación que volvió a unir a la audiencia en un sonoro aplauso. Y continuó, explicando que “el vino sagrado se ha acabado, el vino es para soñar”, en una clara defensa del consumo del vino lejos de rigurosos protocolos. También en clara alusión a la necesidad de crear un marco propicio para aumentar el consumo de vino, David Carbonell apuntó la necesidad de apreciar el vino de proximidad, situación que en la actualidad no se da en Alicante.
Así pues este primer Congreso Internacional de la Monastrell fue un encuentro en el que los viticultores expresaron sus preocupaciones y reivindicaciones (especialmente de cara a las administraciones), se apuntó como afectan las estrategias empresariales enfocadas únicamente a los beneficios a la cultura del vino y se habló de diferentes facetas de la Monastrell.
Monastrell vins del comtatCoincidieron todos los ponentes en la posibilidad que representa esta variedad para la creación de la identidad de los vinos de Alicante, en la necesidad de seguir trabajando la calidad y darla a conocer. Hubo ausencias destacadas, aspectos que mejorar. Pero como apuntó algún representante de Murcia, Alicante ha sido la primera en dedicar un congreso a la Monastrell y ahora tiene la oportunidad de aprovechar todo lo que en él se puso de manifiesto para liderar la puesta en valor de esta uva mediterránea.

Acerca de Paz Atienza

Periodista. Convencida del valor de los pueblos y productos de la provincia de Alicante.
Esta entrada fue publicada en Bodegas, Eventos gastronómicos, Gastronomía, vino y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*