DÉCIMO OCTAVO DÍA: Yo pisaré las calles nuevamente.u

DSCF1527

El Mediterráneo chileno

Querido lector: El camino de La Serena a Santiago de Chile nos ha ofrecido, en todo su esplendor, el Mediterráneo austral. Imagina, querido lector, que partiendo de Málaga, discurrimos por la A-7 y nos dirigimos hacia Alicante. El torcal de Antequera, Granada, Guadix y Baza, con sus desiertos lunares, Puerto Lumbreras, Murcia, La Vega Baja, Elche y Alicante. Pues bien, exactamente ese mismo paisaje es el que conforma exactamente nuestro viaje La Serena Santiago de Chile, hemos recorrido en nuestra aventura mediterránea, aquí en el hemisferio sur, esa pequeña franja de más de 600 kilómetros que conforman el Mediterráneo chileno.

DSCF1538

Una plantación de viña en las laderas montañosas

El Profesor Seva estaba muy excitado, escrutaba todas y cada una de las montañas que el paisaje nos ofrecía; todos y cada uno de nuestros ojeos que el paisaje nos ofrecía; “Juan, el Mediterráneo puede ser hiper húmedo y desértico; esto que estás viendo es un ecosistema mediterráneo desértico y las cactáceas, es decir, los cactus, son lo señores de la zona”, a continuación comentaba que el ecosistema, caracterizado por el clima, el agua, los suelos y demás variables que conforman un hábitat, son los mismo, aunque las especies suelen ser diferentes. “No encontrarás un Chamerops Humilis o palmito, pero encontrarás siempre las especies que se han adaptado a esta zona”.

DSCF1525

La panamericana discurre paralela al Pacífico

En un alto en el viaje para disfrutar de la observación del Pacífico, nos encontramos a Joaquín Tous, “Españoles en el mundo”, barcelonés con más de veinte años en estas tierras dedicado al turismo. Supimos que era catalán cuando le pedimos a su mujer, sin conocerla, si era tan amable de sacarnos una foto. “A los españoles, la foto torcida”, espetó.

Joaquín Tous nos informó que los glaciares y lagos del sur de Chile son muchísimo más espectaculares que los argentinos y que, por nada del mundo, nos perdamos el “Lago de Todos los Santos”, camino de San Carlos de Bariloche.”Acudid a Puerto Varas y pernoctar en Villa Rica, en el hotel Bellavista, un hotel muy familiar y que os tratarán muy bien. Quiero, querido lector, dar toda la información posible por si algún día decides venir a estas tierras; me gustaría que tuvieses una pequeña guía que te ayudase a resolver los problemas de avituallamientos y descansos.

Tras todos los kilómetros referenciados al principio, arribamos a Santiago de Chile, capital del estado chileno. La ciudad es amplia, bastante sucia, y de más de cinco millones de habitantes. En el hotel Conde de Ansúrez, encontramos un hotel familiar, con personas agradables, como siempre hemos encontrado en esta parte de América y que suelen hacer fácil las cosas complicadas como es descansar tras una aventura como la que llevamos con más de 4.500 kilómetros.

Breve descanso en la habitación y al conocimiento del medio: la capital, Santiago. “El palacio de la Moneda, por favor; está a ocho cuadras de aquí”.Tras las gracias, marchamos hacia la sede de la Presidencia de la República: El palacio es más pequeño que lo imaginado a través de las fotografías y películas vistas. No puedo comprender como se bombardeó si con una escopeta de feria se podría haber tomado en el golpe de septiembre de 1973; posiblemente Pinochet quiso hacer un alarde de fuerza bruta como ser habitual en los proclives a las dictaduras.

Pensando que era diminuto, me he acercado a la puerta, amplia, decorosa y de una madera recia y noble. “Por favor, agente, cuando es posible visitar la Moneda”, el carabinero, muy amable, me contestó que es posible, todos los días de 9 a 12 y de 4 a 6 de la tarde, “Excepto si hay mandatarios extranjeros que “molestan” al Presidente”, molestar, querido lector, es tener una cita en el Español Chileno. “¿Se pueden visitar los aposentos del Presidente Allende?; únicamente en visita guiada”. afirmó el carabinero. Como mi madre, mujer sabia, me dijo que preguntando se va a Roma, no pude evitarlo: “Agente ¿usted había nacido cuando derrocaron a Salvador Allende?”. El carabinero me contestó sin dudarlo: “No, pero mi obligación es estar informado de la historia de mi país para trasladarla a ustedes”. Noté un cierto orgullo en su mirada. Posiblemente no era la primera vez que le preguntaban esa cuestión.

Estaba con Manuel Molina, en la oficina del barrio de San Gabriel, Alicante, de la Caja de Ahorros del Sureste de España; era un 12 de sepieimbre de 1973, “Ayer, en Chile, un golpe de estado del General Pinochet derrocó al Presidente Constitucional Salvador Allende, el Palacio de la Moneda fue bombardeado; el Presidente Allende se ha suicidado a las doce horas”.

Tres años más tarde, 1976, Radio Alicante FM, Juan Manuel Vila me dice: “Juan, aquí tengo un disco de Soledad Bravo cuyo título es “Yo pisaré las calles nuevamente”, compuesto por Pablo Milanés.

Yo pisaré las calles nuevamente/ de lo que fue Santiago ensangrentada/ Y en una hermosa plaza liberada/ me detendré a llorar por los ausentes/ yo vendré del desierto calcinante y saldré de los bosques y los lagos/ y evocaré en un cerro de Santiago/a mis hermanos que murieron antes..

Qué delicia volver a pisar las calles de Santiago nuevamente y no encontrar ningún rastro de sangre y en la hermosa plaza liberada conversar libremente con un carabinero y detenerme un rato con mis compañeros, Seva y Caravello y recordar que nuestros hermanos murieron antes.

Mañana en la Isla Negra, exhuman el cadáver de Pablo Neruda, para confirmar si la dictadura lo ejecutó o murió de muerte natural.

Buenas noches en Santiago de Chile, frente al Palacio de la Moneda, buena madrugada en España.

2 pensamientos en “DÉCIMO OCTAVO DÍA: Yo pisaré las calles nuevamente.u

  1. Giovanna Caravello

    Dopo lo splendore del Mediterraneo australe, la drammatica storia recente del paese ti prende alla gola a Santiago con la memoria delle strade insanguinate; la tragedia del passato si mescola alla tranquillità del presente “en una hermosa plaza liberada” e si specchia nello sguardo orgoglioso del carabinero che allora non era ancora nato.

    Penso a Pablo Neruda.. L’esumazione non ha turbato la sua notte profonda come la rosa del più grande poeta argentino, dorme in pace.

    “Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso,
    qué soledad errante hasta tu compañía!
    Siguen los trenes solos rodando con la lluvia.
    En Taltal no amanece aún la primavera.

    Pero tú y yo, amor mío, estamos juntos,
    juntos desde la ropa a las raíces,
    juntos de otoño, de agua, de caderas,
    hasta ser sólo tú, sólo yo juntos.

    Pensar que costó tantas piedras que lleva el río,
    la desembocadura del agua de Boroa,
    pensar que separados por trenes y naciones

    tú y yo teníamos que simplemente amarnos,
    con todos confundidos, con hombres y mujeres,
    con la tierra que implanta y educa los claveles.”

    – Pablo Neruda

    La rosa.
    “La rosa,
    la inmarcesible rosa
    que no canto,
    la que es peso y fragancia,
    la del negro jardín en
    la alta noche,
    la de cualquier
    jardín y cualquier tarde,
    la rosa que resurge de la tenue
    ceniza por el arte de la alquimia,
    la rosa de los persas y de Ariosto,
    la que siempre está sola,
    la que siempre es la rosa
    de las rosas,
    la joven flor platónica,
    la ardiente y ciega rosa
    que no canto,
    la rosa inalcanzable.”

    – J. L. Borges

    Responder
  2. El tete

    He de confesar que me ha emocionado la narración de vuestro paso por las alamedas de Santiago, visita del palacio de la Moneda (Juan te acuerdas de otras visitas: la Escuela Mecánica de la Armada, Colliure..), leer la prosa de Pâblo Milanés, y por si faltaba algo…., los versos de Neruda que os manda Giovanna. Hoy cierro los ojos y recuerdo también cómo aquel domingo 11 de setiembre de 1973 en el mercado de San Vicente del Raspeig junto a mis padres, escuché la noticia del golpe en Chile y la muerte de Allende. ¡ algo cambió en mi interior desde entonces!. Un abrazo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*