Archivo de la etiqueta: Argentina

VIGÉSIMO CUARTO Y VIGÉSIMO QUINTO DÍA

Querido lector: Permíteme disculparme por los tres días que hemos estado ausentes de nuestra diaria cita en este apasionante “viaje a los Andes”, el motivo es de naturaleza técnica pues un pirata informático, o varios vaya usted a saber, a escala mundial, se introdujeron en la plataforma “WordPress” que da soporte a nuestro blog, el pasado jueves. Todavía no puedo acceder a nuestra página pero espero que nuestro informático lleve estos comentarios y fotos hasta ustedes.

El vigésimo cuarto día, sábado 13 de abril, lo dedicamos a recorrer las calles de esta ciudad costera y portuaria, fin del mundo en Chile, pues aquí termina la ruta 5 que recorre el país de norte a sur. Queda otra ciudad importante más al sur: Punta Arenas, pero es imposible acceder a ella por carretera; se accede con el autobús cruz del sur embarcándolo en varios ferrys o bien por avión. La distancia es considerable, pues se estima en 1000 km. Punta Arenas está en Tierra del Fuego y es vecina de Ushuaia, la ciudad “más austral del mundo”, según afirman los argentinos.  Sigue leyendo

DÉCIMO SÉPTIMO DÍA: La Serena

DSCF1514

Una Araucaria preside la Plaza de Armas de La Serena (Chile). Foto: Eduardo Seva

Al comienzo de las grandes praderas, cuando se cruzaba el Mississipi, en San Louis, nos esperaba un automóvil NISSAN Quest, monovan con capacidad para siete personas y equipaje suficiente, alquilado a Hertz. En esta parte del cono sur americano cometimos el error de confiar el alquiler del vehículo a RentalCar, empresa inglesa radicada en Manchester y que no posee flota, sencillamente es una mayorista, que contactó con Europcar, a su vez, aquí en Chile es una franquicia chilena de la matriz europea.

La señal de detenerse está escrita en castellano en toda Suramérica. No usan el STOP; será cosa de los ingleses Foto: Eduardo Seva

La señal de detenerse está escrita en castellano en toda Suramérica. No usan el STOP; será cosa de los ingleses Foto: Eduardo Seva

Como podrá comprender, querido lector, no había cama para tanta gente y al final nos tuvimos que apañar, pérdida de maleta por medio, en el aeropuerto de Antofagasta, de un Nissan TIIA, con más kilómetros que las maletas de la Piquer y más bollos que una panadería.

Íbamos aquí los amiguetes y yo, cantando canciones de los Beters, la Massiel y el Arbano (La charanga del tío Honorio 1975), cuando se nos incorpora un nuevo pasajero: Antonio Pastor. Y claro, como dije anteriormente no hay coche pá tanta gente. Esta mañana salieron Pastor y Seva con nuestro anfitrión Julio Gutiérrez a ver el parque natural de La Serena y el Profe Caravello y un servidor nos quedamos en tierra mientras una lágrima furtiva y un pañuelo inmaculadamente blanco despedía a nuestros héroes a bordo del Nissan Sigue leyendo

DUODÉCIMO DÍA EN ATACAMA: La desolación absoluta

DSCF1355

Cubierta de cirros, la carretera de la desolación (Foto: Eduardo Seva)

Abrió sus ojos y se quedó mirando a su interlocutor; era una chica bellísima, que regentaba un pequeño local donde se vende de todo. “Mire usted señorita, en el desierto de Arizona, mi amigo José Antonio “Bronco” Pina, siempre pedía cerveza Escorpión o Torpedo”. “No se preocupe señor, conozco la Escorpión y la Torpedo pero aquí tenemos una mejor, Kuntsmann, gute weissbier, es la cerveza que le gusta a los camioneros que paran por aquí”.

DSCF1360

Una línea directa al infierno de Atacama, donde jamás ha llovido. (Foto: Eduardo Seva)

Quien así se expresaba era Mariannella, responsable del garito del que hablábamos en Motas Blancas, camino de Atacama, respondía así a mi querido Eduardo Seva cuando le pidió cerveza mejicana.  La “Kuntsmann gute weissbier” o “la cerveza artesana suave Mann” tampoco estaba tan mal, pero ese toque romántico de viajes pasados referidos al desierto de Arizona y ese momento de degustar una cerveza “heladita” como dicen aquí, me llenó de una dulce melancolía recordando a nuestro querido amigo, el Profesor José Antonio “Bronco” Pina.

Sigue leyendo

VIAJE A LOS ANDES, De Lima a Punta Arenas

The road is long

La carretera, en las grandes praderas, es larga y solitaria. Estado de Arizona, Estados Unidos 2.011

PREPARATIVOS DEL VIAJE.-

Desde hace varios meses, estamos preparando el viaje. Todavía disfrutamos con los recuerdos de nuestro viaje a las grandes praderas, en Estados Unidos, recorriendo ocho mil quinientos kilómetros desde Nueva York a San Francisco, y cuya narrativa viajera tuvieron oportunidad los lectores de LCV a través de nuestras crónicas diarias en el blog: Viaje a USA, Juan Navarro”.

Comenzamos una nueva aventura para gozo y disfrute de todos; nosotros debido al indudable interés por conocer las maravillas que la naturaleza nos ofrece en la parte sur del continente americano, en este caso más bien colombino, y no podemos obviar, la satisfacción que nos produce que los lectores de LCV nos sigan a través de nuestras crónicas y sus posteriores comentarios. Sigue leyendo