Archivo de la etiqueta: Santiago de Chile

VIGÉSIMO PRIMER DÍA: Temuco, Alemania en Chile.

El puente del ferrocarril salvando el cauce del Bio Bio, una obra de ingeniería de principios del siglo XX.

El puente del ferrocarril salvando el cauce del Bio Bio, una obra de ingeniería de principios del siglo XX. (foto Eduardo Seva)

Bien, querido lector, quiero informarte que, entre las cuatro y las seis de la tarde austral, nueve y once de la noche europeas de hoy, vigésimo primer día, la entrada a “Viaje a los Andes” emitía un mensaje: “ante las numerosas peticiones de entrada, rogamos se sirvan reintentar más tarde”. Desconozco si ello se debe a que ha habido un colapso en el servidor por solicitud del servicio o bien que ha fallado el servidor y nuestro informático le ha puesto esa coletilla a modo de disculpa; mis disculpas quedan aquí escritas y solicitadas.

La vegetación ha cambiado radicalmente. Se sustituye el bosque mediterráneo por coníferas y Araucarias

La vegetación ha cambiado radicalmente. Se sustituye el bosque mediterráneo por coníferas y Araucarias (foto Eduardo Seva)

Nuestra cita con el lector es obligada y no importa el cansancio, la hora, o cualesquier otros motivos para que, llegados al hotel, escribamos la crónica. A veces el material es suficiente y otras veces, como ayer, nos cogen sin material gráfico, pero ahí están los comentarios para regocijo, rechifla, mofa o blefa de nuestros lectores. También anoche, vigésimo día, era imposible conectar con el servidor de Telefónica o Movistar como ahora se llama. Cosas de la tecnología y del Ciberespacio. Sigue leyendo

VIGÉSIMO DÍA. Nos despedimos del paisaje Mediterráneo

DSCF1552

Un operario en la limpieza del fondo de la fuente en el Palacio de La Moneda (foto Eduardo Seva)

El motivo de nuestro viaje es el estudio de los paisajes mediterráneos de esta parte del hemisferio sur. En anteriores comentarios hemos ido definiendo nuestra percepción de un paisaje que se puede definir como típicamente mediterráneo, debido a sus cualidades de climatología, tipo de suelos, cultivos y demás, pero con el valor añadido que en una pequeña franja de tierra de apenas 500 kilómetros, se puede observar desde un Mediterráneo árido hasta un Mediterráneo per húmedo, de acuerdo a los registros de pluviometría. En Concepción, ciudad situada al sur de Santiago de Chile y distante unos 500 km hemos podido observar ese mediterráneo per húmedo del que hablaba anteriormente. Sigue leyendo

DÉCIMO NOVENO DÍA: Santiago de Chile y el Palacio de la Moneda

DSCF1560

Ventana del despacho donde se hallaba Allende en sus últimos instantes (foto Eduardo Seva)

La noches es oscura y no nos permitió ver en su totalidad humilde el Palacio de la Moneda. Esta mañana hemos disfrutado de la perspectiva desde varios ángulos; sus ventanas, sus puertas, los remates en la parte superior, bombardeada por el felón Augusto Pinochet Ugart y  las obras que están realizando para preparar la capital, Santiago, para el bicentenario de su independencia a cargo del criollo Bernardo O’Higgins, hijo del virrey del Perú.

DSCF1559

La explanada frente al palacio de La Moneda (foto Eduardo Seva)

DSCF1561

Puerta lateral del palacio La Moneda que da al despacho último de Allende (foto Eduardo Seva)

Pero a las nueve de la mañana ya estábamos recorriendo las calles nuevamente de lo que fue Santiago ensangrentada y nos dirigimos a esa plaza liberada y poder llorar por los ausentes. Pero ciertas cuestiones reclamaban nuestra atención. He de informarte, querido lector, que el sistema financiero chileno deja bastante que desear. Hay cajas de ahorro, pero al igual que la francesa L’ecureill, es decir, la ardilla, son pequeñas y de ámbito restringido a su pequeña zona de influencia, no más allá de la ciudad. Hay un banco chileno, “Banco Estado”, y luego existe el BBVA y el Santander, ambos españoles. Cuando acudes a cualesquiera de esos bancos, no puedes cambiar moneda extranjera, ello queda reservado a las casas de cambio. Un euro son, aproximadamente 630 pesos chilenos cuyo distintivo es el anagrama del dólar pero seguido de ch; un dólar es aproximadamente 505 pesos chilenos. No cobran ningún tipo de comisión en el cambio pero debe tener la precaución cuando traiga euros o dólares a esta parte del mundo austral, que los billetes no tengan ningún tipo de deterioro puesto que cualquier roce, rotura o deterioro los inhabilita para su cambio; en Perú todavía son mucho más estrictos. Sigue leyendo

DÉCIMO OCTAVO DÍA: Yo pisaré las calles nuevamente.u

DSCF1527

El Mediterráneo chileno

Querido lector: El camino de La Serena a Santiago de Chile nos ha ofrecido, en todo su esplendor, el Mediterráneo austral. Imagina, querido lector, que partiendo de Málaga, discurrimos por la A-7 y nos dirigimos hacia Alicante. El torcal de Antequera, Granada, Guadix y Baza, con sus desiertos lunares, Puerto Lumbreras, Murcia, La Vega Baja, Elche y Alicante. Pues bien, exactamente ese mismo paisaje es el que conforma exactamente nuestro viaje La Serena Santiago de Chile, hemos recorrido en nuestra aventura mediterránea, aquí en el hemisferio sur, esa pequeña franja de más de 600 kilómetros que conforman el Mediterráneo chileno.

DSCF1538

Una plantación de viña en las laderas montañosas

El Profesor Seva estaba muy excitado, escrutaba todas y cada una de las montañas que el paisaje nos ofrecía; todos y cada uno de nuestros ojeos que el paisaje nos ofrecía; “Juan, el Mediterráneo puede ser hiper húmedo y desértico; esto que estás viendo es un ecosistema mediterráneo desértico y las cactáceas, es decir, los cactus, son lo señores de la zona”, a continuación comentaba que el ecosistema, caracterizado por el clima, el agua, los suelos y demás variables que conforman un hábitat, son los mismo, aunque las especies suelen ser diferentes. “No encontrarás un Chamerops Humilis o palmito, pero encontrarás siempre las especies que se han adaptado a esta zona”. Sigue leyendo

DUODÉCIMO DÍA EN ATACAMA: La desolación absoluta

DSCF1355

Cubierta de cirros, la carretera de la desolación (Foto: Eduardo Seva)

Abrió sus ojos y se quedó mirando a su interlocutor; era una chica bellísima, que regentaba un pequeño local donde se vende de todo. “Mire usted señorita, en el desierto de Arizona, mi amigo José Antonio “Bronco” Pina, siempre pedía cerveza Escorpión o Torpedo”. “No se preocupe señor, conozco la Escorpión y la Torpedo pero aquí tenemos una mejor, Kuntsmann, gute weissbier, es la cerveza que le gusta a los camioneros que paran por aquí”.

DSCF1360

Una línea directa al infierno de Atacama, donde jamás ha llovido. (Foto: Eduardo Seva)

Quien así se expresaba era Mariannella, responsable del garito del que hablábamos en Motas Blancas, camino de Atacama, respondía así a mi querido Eduardo Seva cuando le pidió cerveza mejicana.  La “Kuntsmann gute weissbier” o “la cerveza artesana suave Mann” tampoco estaba tan mal, pero ese toque romántico de viajes pasados referidos al desierto de Arizona y ese momento de degustar una cerveza “heladita” como dicen aquí, me llenó de una dulce melancolía recordando a nuestro querido amigo, el Profesor José Antonio “Bronco” Pina.

Sigue leyendo

UNDÉCIMO DÍA: Del cóndor a la desolación.

DSCF1173

Una llama negra descansando tranquilamente en la subida al Cañón de Colca (Foto: Eduardo Seva).

Reconozco que hubo un error en las fotografía, que nuestro querido amigo Joaquín Alonso detectó. Efectivamente de los cuatro camélidos de estas latitudes, llama, guanaco, alpaca y vicuña, confundimos la alpaca con la llama, pero “errare humanum est”. Era una alpaca, mucho más pequeña que la llama y cuya carne es muy apreciada en Perú, siendo base de gran cantidad de especialidades gastronómicas.

Hoy es un día de transición. Esos días que hay que trasladarse de un lado para otro y hay pocas aventuras que contar. Marchamos por la mañana al aeropuerto de Arequipa para embarcar en el vuelo Arequipa Antofagasta. Aeropuertos pequeños con falta de infraestructuras y con unas medidas de seguridad que se repiten varias veces debido al síndrome que quedó en las compañías aéreas tras los sucesos de las Torres Gemelas.

Sigue leyendo