Archivo de la etiqueta: Temuco

VIGÉSIMO TERCER DÍA: Colibríes y Volcanes

Esta mañana, amanecimos en el hotel Diego de Almagro de Temuco. Debido a problemas que tenemos con la conexión al servidor, no pudimos enviar un comentario con suficiente texto para trasladar a nuestro querido lector, las experiencias vividas en Temuco. Esta noche, arribados a Puerto Montt, último vestigio de vida con conexiones por carretera a otras partes de Chile; a partir de aquí, quien quiera viajar más hacia el sur debe utilizar el avión, la primera vista que ha acudido a nuestros ojos han sido los volcanes nevados que rodean esta parte del fin del mundo.

La vista de los volcanes ha sido impresionante. Imaginemos la panamericana que serpentea entre bosques de hayas australes y araucarias, con un suelo oscuro, debido a su contenido en materia orgánica y que, repentinamente el paisaje nos ofrece majestuoso el volcán de Villarrica o el de Osorno o los dos volcanes más importantes de Puerto Montt. Volcanes que todavía están activos pero adormilados en este siesteo austral. Sigue leyendo

VIGÉSIMO SEGUNDO DÍA: Temuco, el sur del mundo.

Buenas noches desde Temuco, en el sur de este continente y todavía nos quedan muchos kilómetros para llegar al fin de nuestro viaje. Pero Temuco es una ciudad especial para nosotros. Llegar a Temuco y quedarnos día y medio aquí era algo necesario. El Profesor Seva, que conoce bien esa zona por sus viajes anteriores, tenía un especial interés para que viésemos y absorbiésemos los aromas y las especies de la ciudad, así como sus espacios.

Una ciudad bulliciosa pero tranquila en determinadas zonas, no tiene plaza de Armas como tal, al estilo de Lima o Cusco, pero tiene una actividad envidiable. Autobuses, tiendas abiertas, mercadillos varios que venden su artesanía mapuche y que nos recuerdan al Alicante de los años cincuenta con sus tiendas: Las Filipinas, Almacenes Lepanto, El Arco Iris y la Porra, La Casa del Tejedor y Tomás, “le costará menos y le gustará más”, es una ciudad que se levanta muy pronto; a las seis de la mañana todo el mundo está en pié, y que tiene una actividad económica envidiable. Una ciudad, en esta zona del hemisferio  sur, gira en torno a su mercado central. Efectivamente Temuco gira en su mercado “moderno”, nombre del mercado central al estilo español.

Sigue leyendo

VIGÉSIMO PRIMER DÍA: Temuco, Alemania en Chile.

El puente del ferrocarril salvando el cauce del Bio Bio, una obra de ingeniería de principios del siglo XX.

El puente del ferrocarril salvando el cauce del Bio Bio, una obra de ingeniería de principios del siglo XX. (foto Eduardo Seva)

Bien, querido lector, quiero informarte que, entre las cuatro y las seis de la tarde austral, nueve y once de la noche europeas de hoy, vigésimo primer día, la entrada a “Viaje a los Andes” emitía un mensaje: “ante las numerosas peticiones de entrada, rogamos se sirvan reintentar más tarde”. Desconozco si ello se debe a que ha habido un colapso en el servidor por solicitud del servicio o bien que ha fallado el servidor y nuestro informático le ha puesto esa coletilla a modo de disculpa; mis disculpas quedan aquí escritas y solicitadas.

La vegetación ha cambiado radicalmente. Se sustituye el bosque mediterráneo por coníferas y Araucarias

La vegetación ha cambiado radicalmente. Se sustituye el bosque mediterráneo por coníferas y Araucarias (foto Eduardo Seva)

Nuestra cita con el lector es obligada y no importa el cansancio, la hora, o cualesquier otros motivos para que, llegados al hotel, escribamos la crónica. A veces el material es suficiente y otras veces, como ayer, nos cogen sin material gráfico, pero ahí están los comentarios para regocijo, rechifla, mofa o blefa de nuestros lectores. También anoche, vigésimo día, era imposible conectar con el servidor de Telefónica o Movistar como ahora se llama. Cosas de la tecnología y del Ciberespacio. Sigue leyendo