El cementerio de Alicante reservará espacios para distintos ritos religiosos y para mascotas

Miguel Ángel Pavón, concejal de UrbanismoLa Junta de Gobierno Local ha aprobado la cuarta aprobación provisional del texto refundido del Plan Especial de la OI/1 vinculada a la ampliación del cementerio histórico de 1918.

LCV. Alicante / 12 de septiembre de 2018

"Se trata de la cuarta aprobación provisional del plan especial - las aprobaciones provisionales de 2009, 20011 y 20015 –, y en ella hemos subsanado una serie de reparos señalados por ADIF, relacionados con la delimitación del sector al haber terrenos de la operadora incorporados al ámbito del plan especial". El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón ha indicado que "la subsanación ya está realizada, e incluida en la nueva versión del plan, que redefine alguna parte de la documentación y que afecta a la reducción en 657 m2 de la superficie del recinto de mascotas. Además, se establece una franja libre de 4 m de anchura, mínima, con la finalidad de posibilitar el paso del mantenimiento de las instalaciones ferroviarias".

El plan, cuyo ámbito tiene una superficie de casi 600.000 m2, prevé duplicar la extensión actual del cementerio al contemplar su ampliación sobre una superficie total de más de 350.000 m2 en dos fases. La primera fase abarcará los 80.000 m2 y la segunda 276.000 m2, estimándose que entre ambas fases se cubrirían las necesidades de la ciudad durante 70 años (22 años la primera fase y 48 la segunda fase), con un 60% de inhumaciones subterráneas y un 40% de inhumaciones aéreas.

"La nueva versión del plan define dentro de la idea global de parque-cementerio recintos específicos para los ritos islámico y judío y para un parque de cenizas en el sector sureste de la ampliación junto a un cementerio de mascotas en el sector norte, cuatro recintos que se encuadran dentro de la primera fase de ampliación del cementerio. Ya en la segunda fase de ampliación, en el extremo suroeste del ámbito del plan, se sitúa un tanatorio-crematorio en la zona más alejada de los núcleos urbanos del entorno", ha indicado el vicealcalde.

El plan, añade Miguel Ángel Pavón, tal y como solicitó el grupo municipal de Esquerra Unida en la anterior legislatura, "plantea un paseo peatonal arbolado de 20 metros de anchura junto al muro histórico del cementerio sobre el trazado tradicional de la vía pecuaria de la vereda del desierto y barranco del infierno". A este hay que sumar un segundo paseo arbolado junto al cauce del barranco de las Ovejas a modo de cinturón verde.

El respeto al arbolado y al patrimonio existente es otro de los criterios con los que se ha definido el plan, incluyendo entre los 42 elementos del catálogo elementos de la memoria histórica de la ciudad, como la fosa común o la tumba de Miguel Hernández, o edificios que inicialmente se pensaban demoler, como la antigua sala de vela, cuya protección exigió en su momento el grupo municipal de Esquerra Unida.

"Con este plan se sientan las bases para un nuevo cementerio de carácter amable, abierto e inclusivo. Un equipamiento visitable todos los días del año por el atractivo de sus espacios y sus elementos patrimoniales", ha concluido el vicealcalde de la ciudad.

Comparte este contenido: