En marcha por una Comunitat mejor

TOÑI SERNA

Toñi Serna¿En nuestra Comunitat contaríamos con un Estado del Bienestar más potente, que alcanzara a más ciudadanos y ciudadanas, impulsando más y mejores iniciativas para nuestro desarrollo económico, si contáramos con una financiación más justa? La respuesta es sí. Y nos costaría mucho encontrar a alguien que dijera lo contrario.

¿Es este anhelo, contar con una financiación justa, motivo suficiente para que la sociedad valenciana se movilice? Pues sí, y estoy segura que también me costaría mucho encontrar a alguien que niegue este derecho.

Estas preguntas y estas respuestas deberían situarnos a todas las personas que convivimos en esta Comunitat al frente de una reivindicación que, como llevamos tiempo subrayando, sólo persigue recibir como territorio lo que nos corresponde, ni más ni menos. Una reivindicación que ha unido a la gran mayoría de entidades ciudadanas, sociales y políticas como pocas veces se ha visto. ¿Y por qué nos ha unido a la gran mayoría? Porque su éxito es la mejor de nuestras oportunidades y porque (algo fundamental) no va contra nadie. Va a favor de modificar un sistema de financiación autonómica que a día de hoy margina a nuestra Comunitat impidiéndonos afrontar nuestras competencias tal y como deberíamos.

Es una cuestión de voluntad política para rediseñar un sistema de financiación erróneo, por injusto. No nos roba nadie, ni queremos dejar de hablar de solidaridad. Ni esta reivindicación es la antesala de ningún movimiento secesionista. En el caso de los socialistas todos tenemos claro cuál es nuestro papel y bien claro ha quedado con nuestro coherente proceder en la crisis catalana. Esto lo han entendido una inmensa mayoría del arco económico, social y político de la Comunitat Valenciana, eso sí, salvo el PP.

La manifestación del sábado es para que se nos permita mejorar. Es para que si nos corresponde cuatro, no se nos dé dos. Así de sencillo. Por ello me cuesta entender la posición del PP, que ha pasado de apoyar la reivindicación en las Cortes Valencianas, a no apoyar la manifestación del sábado y, lo último, desnaturalizar la manifestación dejando entrever que tiene más de reivindicación nacionalista que otra cosa.

Se equivocan y yerran tanto en el análisis como en la forma de afrontar este tema. Es más, me atrevo a decir que si, tanto miedo tienen a que existan voces que aprovechen la marcha del sábado para sacar a relucir otros mensajes (por otra parte minoritarios en nuestra Comunitat) su obligación tendría que haber sido desde el primer momento haberse sumado a sindicatos, al empresariado, colectivos sociales y partidos políticos a la reivindicación del sábado. Esa unión de todos, esa posición férrea con un mensaje claro e integrador es el mejor cortafuegos ante cualquier intento de desnaturalizar el mensaje.

En todo caso, y como he dicho, no queremos desde el PSPV afrontar este ejercicio transparente de reivindicación contra nadie. El sábado es una buena oportunidad para reivindicar una mejora de nuestro Estado del Bienestar: de nuestra sanidad, de nuestra educación, de las infraestructuras y el impulso económico a través de un sistema de financiación justo. Espero que nos veamos miles alicantinos, valencianos y castellonenses marchando juntos para construir una Comunitar mejor.

Ni más ni menos.

Toñi Serna es diputada autonómica y secretaria de Acción Electoral del PSPV-PSOE

Comparte este contenido:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar