Puig reclama que las políticas hídricas contemplen la escasez de agua estructural 'más allá del partidismo y el cortoplacismo'

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que las políticas hídricas deben contemplar la escasez de agua estructural y el cambio climático "más allá del partidismo y el cortoplacismo", en el XIV Congreso Nacional de Comunidades de Regantes que se celebra el Auditorio de Torrevieja.

LCV. Torrevieja / 15 de mayo de 2018

Puig, quien ha señalado que la Generalitat mantendrá un apoyo constante a los regantes en sus reclamaciones, ha afirmado que no se trata de reclamar inversiones desde una postura territorialista, "sino de invertir donde es más necesario" y "en el Mediterráneo es imprescindible".

El president ha realizado estas declaraciones en la inauguración del XIV Congreso Nacional de Comunidades de Regantes, al que también ha asistido la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián.

El jefe del Consell ha asegurado que tanto la Generalitat, como el Ministerio de Agricultura y las comunidades de Regantes deben trabajar conjuntamente para dar respuesta a la escasez de agua, así como a otras realidades como la caída de los precios de los productos o "las menguantes aportaciones de la Unión Europea".

Esta colaboración, que según ha manifestado el president, por un lado "debe estar basada en el consenso y en la mirada a largo plazo", y por otro "ha de anteponer el debate técnico al político". Además, ha incidido en que es necesario que se establezca un calendario de infraestructuras que garantice el cumplimiento de los acuerdos.

Aprovechamiento del agua

Puig, quien ha abogado por optimizar las infraestructuras mediante la modernización de los riegos y el aprovechamiento de las aguas depuradas y los pozos, ha incidido en que en la Comunitat "se aprovecha hasta la última gota".

Así, el president ha detallado que en el territorio valenciano se reutiliza el 60% del agua depurada frente al 11% de España, se destina el 90% del agua depurada a la agricultura mientras que en el resto del país solo se llega al 61% y, por cada metro cúbico de agua para riego que se emplea, se generan 1,20 euros de PIB agrario, cuando la media española es de 0,92.

Sobre la gestión del agua, Puig ha afirmado que la Generalitat basa su estrategia en tres ejes, el primero de los cuales es el Plan de Modernización del Regadío que, con una inversión público-privada de 1.000 millones de euros en 20 años, prevé reutilizar más de 100 hectómetros cúbicos y modernizar 100.000 hectáreas de regadío mediante la optimización de la eficiencia hídrica y las tecnologías de la información.

El segundo eje se centra en el aumento de la reutilización de aguas procedentes de trece depuradoras y el tercer punto se basa en aumentar la eficiencia en el uso del agua que se destina al consumo humano.

Unidad de los partidos

Por su aprte, la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha pedido a los partidos políticos “que se sumen al Pacto Nacional por el Agua”, para que estas políticas queden definidas y no se vean paralizadas por posibles cambios de gobierno.

Junto a García Tejerina y a Ximo Puig han asistido el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, y el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues. Las autoridades han sido recibidas por el presidente de la Comunidad de Regantes Riegos de Levante Margen Derecha del Río Segura, José Antonio Andújar, organizador del Congreso de Regantes, junto al presidente de FENACORE (Federación Nacional de Comunidades de Regantes), Andrés del Campo.

Tras la conferencia inaugural del rector honorífico de la Universidad de Alicante, Antonio Gil Olcina, sobre el problema del agua en el Sureste y la recepción de autoridades, se procedió en el escenario al traspaso de la Regadera de Plata -símbolo del Congreso-, que recibió José Antonio Andújar de manos de Fernando Sánchez, gerente de la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera (Huelva), organizadora del anterior Congreso.

Andújar llamó a la unidad de todos los regantes de España, “porque este debe ser el mensaje del Congreso: que los regantes remamos juntos, y que entre nosotros no luchamos, sino que defendemos los mismos intereses”. En la misma línea, Andrés del Campo pidió “sensatez y ayuda a los políticos, porque lo necesitamos”.

Por su parte, el presidente de la Diputación destacó en su intervención que “la solución pasa por que llegue el Pacto del Agua, y que cada vez haya más participación de los regantes en la negociación”. Mientras que elpresidente de la Generalitat reivindicó “que hay que establecer un calendario de inversiones que garantice el cumplimiento del Pacto del Agua”, y que hay que utilizar todos los recursos disponibles“procedentes tanto de desaladoras, como de trasvases” para asegurar el agua que necesita la agricultura de la Comunidad Valenciana.
Al término de las intervenciones, la ministra y el resto de autoridades han visitado la exposición comercial, en el hall del Auditorio, que reúne a más de 60 empresas e instituciones del sector.

 

 

 

 

Comparte este contenido: