La Guardia Civil investiga a dos personas por denunciar el falso secuestro de un niño en Villajoyosa

La Guardia Civil de Alicante ha investigado en Villajoyosa a dos personas, un hombre de 22 años y una mujer de 26, ambos españoles, como presuntos autores de un delito de simulación de delito.

LCV. Villajoyosa / 22 de mayo de 2018

Los ahora investigados, ambos hermanos, presentaban denuncia en dependencias de la Guardia Civil de Villajoyosa por el presunto intento de secuestro del hijo de la mujer, un niño de apenas 3 años, el pasado 25 de abril.

Según declararon ante los agentes, cuando se encontraban en el parque con el niño, lo perdieron de vista unos minutos, desapareciendo del parque, por lo cual comenzaron a buscarle desesperadamente. Fue en una calle cercana, cuando la madre vio a un hombre andando con el niño de la mano, por lo que, según dijo, comenzó a gritarle para que soltara a su hijo.

El hombre, soltó al menor y salió huyendo del lugar, pero la madre no pudo aportar ningún dato que ayudara a la identificación, pues se encontraba en un gran estado de nervios.

Con apenas esos datos, investigadores de la Guardia Civil comenzaron inmediatamente la localización del supuesto autor del secuestro fallido, y a través de las redes sociales, ya comenzaba a generarse alarma social ante el supuesto intento de secuestro, entre los padres de la localidad.

Sin embargo, en la reconstrucción de los hechos, los agentes no encontraron rastro del secuestrador, pero si pruebas que demostraban que el intento de secuestro del menor no se había producido.

En uno de los bares cercanos al lugar, habían visto al niño, que había entrado solo a la cafetería, hecho al que no dieron importancia pensando que los padres se encontraban en la terraza, y minutos después, vieron a la madre entrar a recogerlo, totalmente tranquila y en la más absoluta normalidad.

Lo que si extraño a los testigos fue que, minutos más tarde, el tío del niño entró al local, preguntando a los presentes si alguien había intentado llevarse a su sobrino.

Los investigadores además, localizaron imágenes de cámaras de seguridad de la zona, donde pudieron comprobar como el niño, solo, fue andando hasta entrar en la cafetería, demostrando que el secuestrador nunca existió.

Los investigados, como presuntos autores de un delito de simulación de delito, se han negado a declarar, por lo cual se desconoce la verdadera razón de estas dos personas, para denunciar el intento de secuestro del niño.

 

Comparte este contenido: