La Policía desactiva un punto de venta de droga en un bar de Benidorm

La Policía Nacional ha desmantelado un punto negro de venta de droga en la ciudad de Benidorm y ha detenido a los cuatro integrantes de la organización. Los presuntos traficantes regentaban un bar situado en una céntrica calle de Benidorm en el que almacenaban y distribuían la droga.

LCV. Benidorm / 22 de mayo de 2018

Agentes de la Comisaría de Benidorm tuvieron conocimiento de que posiblemente se estaba traficando con drogas desde un bar de la ciudad, motivo por el que se dispuso un dispositivo para llevar a cabo una inspección en el establecimiento con el objetivo de comprobar si realmente se estaba suministrando cocaína desde el local.

Para una mayor efectividad en el operativo se solicitó la colaboración de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional en la Comunidad Valenciana a fin de comprobar en materia administrativa cualquier actividad ilegal que pudiera estar llevándose a cabo por la organización.

A media tarde del día 18 de mayo fue cuando se ejecutó la operación. Un equipo de la Unidad de Prevención y Reacción de la Comisaría de Benidorm junto a una patrulla de la Unidad Adscrita irrumpió de manera sorpresiva en el establecimiento en donde sorprendieron tanto a los propietarios como a los clientes del local en posesión de cocaína.

La Policía practicó un registro exhaustivo del local y se incautó de 64 dosis de cocaína perfectamente separadas y dispuesta para su venta directa al consumidor, cerca de 6.000 euros en efectivo, varios terminales móviles y aproximadamente 400 pastillas para tratar la disfunción eréctil.

Los detenidos, dirigían un bar de una céntrica calle de la ciudad de Benidorm. En el local almacenaban parte de la droga que adquirían, y al mismo tiempo, la distribuían a sus clientes.

El establecimiento disponía de un ventanal que daba directamente a la vía pública. En ocasiones, los cliente de los presuntos traficantes ni si quiera tenían que entrar a establecimiento para adquirir la droga, pues la organización se la suministraba desde la ventana.

Los detenidos, tres hombres y una mujer con edades comprendidas entre los 32 y 51 años de edad, procedentes de Republica Checa, Reino Unido, Países Bajos y España, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial por su presunta participación en un delito contra la salud pública.

Comparte este contenido: