La bailarina y coreógrafa alcoyana Sol Picó recibe emocionada el Laurel de Oro de manos de la UA

"Hablar de Sol Picó es hablar de fuerza, energía, valentía, sorpresa, ingenio". Con estas palabras iniciaba su discurso ayer la coreógrafa y especialista en Didáctica del Teatro, Asun Noales, que fue la encargada de pronunciar la laudatio de la bailarina alcoyana a quien la Universidad de Alicante reconocía con el Laurel de Oro, su máxima distinción honorífica.

LCV. Alicante / 5 de diciembre de 2017

Profundamente emocionada, Sol Pico manifestó  su agradecimento a la Universidad de Alicante "por un premio que me llena de orgullo". La homenajeada ha dedicado el premio "a la gente que me ha ayudado a llegar a dónde estoy". "Un premio que nunca lo es sólo para una persona, sino para el gran equipo que tengo a mi lado", ha dicho. "Moriremos con las puntas puestas", concluyó rotunda su discurso.

El acto se ha celebrado, por primera vez, en el Teatro Principal de Alicante, en una de sus salas más íntimas, la Nuria Espert. Una sala cargada de simbolismo, igual que el Laurel de Oro con el que la institución académica alicantina reconoce a personas o instituciones de excelente prestigio nacional o internacional en el campo de las ciencias, de las letras, de la investigación científica, de la docencia, de la creación artística, del deporte y de la solidaridad. En el caso de Sol Picó, además del incuestionable aval de una  trayectoria artística jalonada con algunos de los principales reconocimientos tanto nacionales como internacionales, se ha reconocido su vínculo con la Universidad de Alicante y su papel como embajadora de las artes escénicas por todo el mundo. Este reconocimiento se suma a otros como el Premio Nacional de Danza, el Premio Max de las Artes Escénicas o el Premio Nacional de Danza de la Generalitat de Catalunya.

Con el Laurel de Oro, tal y como ha dicho el rector en su discurso, "queremos recordar a la comunidad universitaria y a la ciudadanía alicantina, la importancia de su creatividad en la mezcla de lenguajes artísticos y su continuo compromiso de vinculación con nuestra institución y  nuestra sociedad". Este es un premio que los presentes han coincidido en señalar que "sobrepasa lo artístico para entrar en lo académico donde sin duda el arte de Picó evidencia aún más su valor". En este sentido, Noales ha querido dejar constancia de que "el arte, la danza, la farándula, también tiene mucho que aportar a la investigación, el conocimiento y el estudio". Según la coreógrafa, Sol Picó aporta desde el cuerpo y la dramaturgia "una forma diferente de ver y sentir el mundo. Sus procesos encierran un trabajo artesano y laborioso que la convierten en una creadora fascinante y siempre rompedora". "Una mujer que agita al público. La aman o la detestan", ha dicho.

La ceremonia ha contado también con la intervención del director del Teatro Principal, Francesc Sanguino y del alcalde de Alcoy, Antonio Francés, que con su presencia han querido sumarse a la iniciativa de la UA y mostrar sus respetos al trabajo de la bailarina. La secretaria General de la Universidad, Esther Algarra Prats ha sido la encargada de leer el acuerdo de concesión del Laurel, aprobado por unanimidad por el Consejo de Gobierno de la UA el pasado 26 de octubre.

Comparte este contenido: