El Consell cobra todas las deudas de los superficiarios del entorno de Terra Mítica que ascendían a 3,04 millones

El Consell ha logrado cobrar todas las deudas que había pendientes por parte de los superficiarios de los terrenos que rodean las instalaciones de Terra Mítica, unas obligaciones que ascendían a 3,04 millones de euros y que, en algunos de casos, databan de hacía más de 10 años, pese a lo cual el anterior Ejecutivo nunca había iniciado proceso alguno para exigir su cobro.

LCV. Benidorm / 17 de enero de 2018

El Consell, a través de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV), decidió reclamar estas deudas, tanto mediante medidas judiciales que han derivado en apremios para dar cumplimiento a estas obligaciones, como mediante la negociación con los propietarios, ya que en algunos casos el no satisfacer las deudas les impedía presentarse a la subasta de las parcelas que se está llevando a cabo en estos momentos.

Se trataba en muchos casos de deudas históricas en concepto de cánones, cuotas de mantenimiento de la urbanización y de los intereses que a su vez generaban el impago de cantidades.

"Desde el Consell hemos llevado a cabo un ejercicio de responsabilidad y determinación exigiendo un dinero que es de todos los valencianos, y dando carpetazo a la permisividad instalada por el anterior Ejecutivo", ha explicado el director de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV), Antonio Rodes.

"La escasez de recursos que tiene la Comunitat Valenciana nos lleva a ser más escrupulosos si cabe en la vigilancia y gestión del dinero público, y por eso no podemos consentir, que mientras algunos proveedores están sin cobrar y algunos ciudadanos están pasando dificultades, tengamos inquilinos que disfrutan de unos terrenos sin cumplir con los pagos acordados", ha indicado Rodes.

Venta de los terrenos

En la actualidad, el Consell está subastando los terrenos que forman parte del entorno de Terra Mítica, el denominado PEDUI Benidorm-Finestrat, un proceso que se encuentra prácticamente en su fase final, pendiente tan solo de la resolución por parte del Consejo de Administración de la SPTCV, previo informe de la sociedad, a partir de las diferentes propuestas económicas presentadas.

Cuando se formalice esta subasta, el Consell además de ingresar el importe de las ventas, que previsiblemente ascenderá a unos 24 millones, también dejará de hacerse cargo de los gastos que estos terrenos suponían. A estos beneficios se suman ahora los ingresos que se derivarán del cobro de los 3,04 millones de deuda pendiente con los superficiarios.

La subasta de las parcelas evitará que el Consell siga gastando dinero en unos recursos públicos que apenas producen rendimientos. Los términos negociados por el anterior Consell con los propietarios de los terrenos generaron una situación caótica, ya que los cánones cobrados eran exiguos, irregulares y desiguales en su constitución, generando agravios comparativos entre los distintos propietarios. Además, en muchos casos se negoció un pago en especie (entradas a parques, días de golf, habitaciones de hotel, etc), algo impropio por parte de una Administración.

"Toda esta situación tiene los días contados ya que acabará tan pronto como se formalice la venta mediante subasta. Se acabó el gestionar mal los intereses de los valencianos. Llegamos con el objetivo de poner orden en las cuentas y acabar con la política de proyectos faraónicos que no reportan ningún beneficio a los valencianos, y lo estamos logrando", ha expresado Antonio Rodes.

El director de la SPTCV ha recordado que la operación Terra Mítica ha supuesto una pérdida neta de 83 millones para la Generalitat, a los que hay que sumar los casi 150 millones que se invirtieron en las expropiaciones y la urbanización del entorno.


Para consultar esta información en el portal pulse aquí

Comparte este contenido: