Aznar se enfurruña porque el PP no le deja dar un mitin y se niega a tomar la sopa

José María Aznar, en el momento en que daba plantón a la sopa

José María Aznar en el momento en que daba plantón a la sopa

La reacción del Presidente de Honor del PP José María Aznar no se ha hecho esperar después de que su partido le haya excluido como protagonista de los mítines organizados con motivo de las elecciones europeas del 25 de mayo. Pese al templamiento de gaitas posterior para aplacar el enfurruñamiento del que fuera jefe del Gobierno durante ocho años, el líder ideológico de FAES ha reaccionado ante lo que considera una afrenta con una virulencia que nadie se esperaba ni siquiera viniendo del político que metió en una guerra a todo un país. La escena, según tetigos viagra sin receta en pamplona presenciales que prefieren guardar el anonimato por cuestiones de salud, se produjo en el hogar familiar hace un par de días, cuando su esposa Ana Botella le sirvió la sopa del cocido autóctono. “No quiero sopa”, dicen que dijo mientras cruzaba los brazos frente al plato y bajaba la cabeza al tiempo que fruncía los labios sin atender a la insistencia de la también alcaldesa de Madrid y aspirante a repetir en el cargo: “Venga cariño, que es de la que te gusta y está muy rica”. El multigesto ha sido interpretado por los aznarólogos como un desafío a la cúpula de la formación conservadora y, en particular, a Mariano Rajoy.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *