Convulsión en Washington por las declaraciones de Belén Esteban

La CIA y los íntimos del Gobierno Obama en estado de shock por las declaraciones de Belén Esteban a los medios de comunicación. La tertuliana galáctica ha manifestado, dentro de su discurso de ingreso en el Club de los Logópatas, que la libertad de opinión sin hechos es como un huevo frito sin puntillas. A mayor abundamiento y para satisfacer la curiosidad de los medios congregados en el evento, ha terciado con un ejemplo a propósito del reciente asesinato de Osama Bin Laden por un supuesto comando quirúrgico de los States que aseguran que le han cortado las dos orejas y el rabo al demonio inspirador del terrorismo islámico: “Si han matado a Bin Laden, que enseñen las fotos, que todos sabemos cómo las gastan los del Pentágono que lo mismo bañan en petróleo a un pájaro que plantan bisontes para abonar praderas”. A tan tremendo ataque dirigido al plexo solar, Obama ha sufrido un fuerte shock traumático de incredulidad, del que la señora Clinton, siguiendo las recomendaciones del equipo de psicólogos del FBI, se afana en sacarlo con una terapia de choque a base de películas de John Wayne y del Séptimo de caballería. Se espera que en unos días, el jefe de gobierno de EEUU esté ya recuperado y pueda dar réplica personal al reto lanzado por la top. Entretanto, la CIA investiga si el pensamiento aludido ha sido acuñado espontáneamente o, por le contrario, le ha sido sugerido por el ínclito politólogo J.M. Aznar o por algún miembro relevante de las FAES.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *