El 92% de los alcaldes sufre el síndrome de abstinencia inaugural

La alcaldesa de un municipio mediano, en plena crisis

La alcaldesa de un municipio mediano, en plena crisis

Sudores fríos, ansiedad, propensión a acumular primeras piedras y cintas multicolores, obsesión por la tijeras, las cortinillas correderas y las placas de mármol, ojos vidriosos, sonrisa eterna, y una inclinación desmedida por declarar inaugurado todo lo que se les pone por delante. Estos son los síntomas del Síndrome de Abstinencia Inaugural, una nueva patología derivada de la crisis económica que afecta fundamentalmente a los alcaldes, aunque ningún político con responsabilidades administrativas es inmune a ella. Patólogos de todo el mundo han descrito en un congreso patrocinado por Fomento de Construcciones y Contratas, Ferrovial y Charcuterías Reunidas S.A. las características del SAI. Según los especialistas, todos ellos de reconocida solvencia en el tratamiento de adicciones a las drogas más potentes, como Águila Roja, cerca de 92 por ciento de los alcaldes padecen el síndrome, que fue formulado unos meses después de que la esposa de la primera autoridad de una localidad de tamaño mediano sorprendiera a su marido inaugurando el frigorífico de la cocina delante de los niños, la suegra y el gato.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *