El Gobierno firma un convenio con la orden Cartuja para aprender austeridad

Modelos clásicos de cilicios con los que mortificar la carne a módicos precios

Modelos clásicos de cilicios con los que mortificar la carne a módicos precios

El ministerio de Economía ha firmado un convenio con los Cartujos de España para aprender fórmulas de austeridad económica que permitan avanzar hacia el fin de la crisis. La ministra Elena Salgado afirma que, aparte el Ejecutivo propiamente dicho y  los parlamentarios y senadores nacionales, los cursillos están abiertos a presidentes de comunidades autónomas, diputados regionales y provinciales, alcaldes y concejales. Los participantes podrán desarrollar sus naturales inclinaciones contemplativas, comer frugalmente en el refectorio y guardar silencio cuando así lo demanden las normas internas de la congregación religiosa. En este último caso, y dada la proverbial incontinencia verbal de los políticos, la orden Cartuja tiene previstas medidas disciplinarias, a precios módicos, como la aplicación discrecional del cilicio o el uso del látigo. De momento no se ha inscrito nadie y tampoco se espera que lo haga en el futuro.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Gobierno firma un convenio con la orden Cartuja para aprender austeridad

  1. Lo último en austeridad ha sido meter garrafón en los botjios de whisky que llevan sus señorías en sus limusinas. Es duro, pero la situación lo requiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *