El PP da un paso más en su cruzada por la honradez y obligará a dimitir a sus corruptos solo cuando salgan de la cárcel

Mariano Rajoy, en pleno ataque de éxtasis tras su última ocurrencia

Mariano Rajoy, en pleno ataque de éxtasis tras su última ocurrencia

El PP no ha sorprendido a casi nadie con el paso adelante que ha dado para desarrollar aún más su ideario anticorrupción después de que haya rechazado forzar la dimisión del presidente de la Región de Murcia Pedro Antonio Sánchez tras ser imputado y haber tenido que declarar ante el juez por las irregularidades denunciadas cuando era alcalde de Puerto Lumbreras. Según ha podido saber La Badana de fuentes generalmente secas, la formación conservadora ha decidido que sus alcaldes, senadares, diputados, concejales, altos cargos y demás familia solo abandonarán sus puestos en las administraciones e instituciones del Estado cuando hayan cumplido las condenas dictadas por los jueces. El hecho de que la privación de libertad lleve aparejada la perdida de derechos democráticos y la inhabilitación para el desempeño de cargos públicos es para el líder popular Mariano Rajoy ‘una cosa que, puf, hum, la gente, mire usted y tal y cual, si es un plato es un plato, o sea, que parece que va allover’.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*