El veto del Papa a la mula y el buey en los belenes obliga a sustituirlos por estufas de butano

Clásica estufa de butano que sustituye, al menos durante este año, a la mula y el buey

Clásica estufa de butano que sustituye, al menos durante este año, a la mula y el buey

La jerarquía es la jerarquía. El último libro del Papa Benedicto XVI, que afirma que la mula y el buey que daban calor al Niño tras su nacimiento en el portal no estaban allí en realidad, ha provocado una cascada de reacciones en todo el orbe cristiano y ha causado un notable quebradero de cabeza en la actividad de los belenistas. El colectivo, que ya tenía viagra sin receta en farmacias argentina preparadas sus obras para exponerlas durante las próximas Navidades se ha visto obligado a actuar con celeridad y ha recurrido a una medida in extremis consistente en sustituir ambos animales por sendas estufas de butano. El presidente de la Asociación Nacional de Constructores de Belenes, el japones nacionalizado español He-Sus-Hito, admite que no es lo mismo, “pero o hacíamos esto o nos  arriesgábamos a que la criatura pillara un resfriado cuyas consecuencias últimas podrían haber alterado de manera imprevisible la historia de la Humanidad”.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *