Las flojas expectativas electorales fuerzan a Podemos a pensar si cambia el nombre por ¿Podremos?

Pablo Iglesias haciendo  una demostración a sus conmilitones sobre cómo amarrar el voto

Pablo Iglesias haciendo una demostración a sus conmilitones sobre cómo amarrar el voto

La formación que lidera Pablo Iglesias debatirá en cerca de medio millón de asambleas la oportunidad de cambiar el nombre con el que ha venido presentándose a las elecciones por el de ¿Podremos? debido a los flojos resultados que les dan las encuestas de cara a las generales de diciembre próximo. La formación que emergió del movimiento 15-M y que sobresaltó al bipartidismo al obtener más apoyos de los que aguardaban incluso los más optimistas en los últimos comicios europeos, espera contar de nuevo con la confianza de los votantes después del fiasco de las catalanas. Para ello, además de dar un pasito adelante en materia de humildad, como demuestra la propuesta de cambio de nombre, el equipo dirigente ha exigido a Iglesias que ‘ni por lo más remoto’ vuelva a intentar imitar en el estrado al desaparecido cantante Javier Krahe, y que las autoalusiones a su coleta ‘se las meta donde le quepan, que ya estamos un poquito hartos’.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *