Las fuerzas aliadas delegan en Rambo el mando único de las operaciones contra Gadafi

Rambo, en una imagen de archivo de cuando derrotaba sin ayuda exterior a todo el Vietcong

Rambo, en una imagen de archivo de cuando derrotaba sin ayuda exterior a todo el Vietcong

Decisión salomónica. Las dudas sobre quién dirige las operaciones emprendidas por las fuerzas aliadas en Libia contra el régimen del coronel Gadafi y para proteger a la población civil quedaron ayer zanjadas definitivamente después de que Estados Unidos, Francia y Reino Unido acordaran delegar el mando único en Rambo, un boxeador retirado de dilatada experiencia en conflictos bélicos que a su ascendencia italiana une la circunstancia de que trabajó en EEUU, lo que deja satisfechos tanto a Obama como a Silvio Berlusconi. El hecho de que debido a su evanzada edad no sienta apenas las piernas no fue óbice para descartarle, según fuentes del Exágono. La elección, no obstante, se tomó tras un duro debate, ya que los británicos preferían a Lawrence de Arabia mientras un sector de los militares estadounidenses se decantaba por Rin-Tin-Tin y Francia apostaba claramente por Napoleón. Por su parte, el Gobierno español no sabía o no contestaba, aunque algunas cargos consultados se inclinaban por Don Pelayo. Zapatero dijo que cuando tenga una decisión tomada se la comunicará a José Bono en una reunión secreta cuya fecha y lugar dará a conocer oportunamente.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *