Los líderes mundiales acuerdan en una reunión secreta utilizar brazos biónicos cuando saluden a Donald Trump

El primer ministro Japonés Sinzo Abe se levanta dolorido y acojonado tras sufrir el apretón de Trump

El primer ministro Japonés Sinzo Abe se levanta dolorido y acojonado tras sufrir el apretón de Trump

Shinzo Abe, primer ministro japonés: síndrome del túnel metacarpiano con entumecimiento, hormigueo, debilidad y daño muscular en la mano derecha y los dedos. Emomali Rahmon, presidente de Tayikistán: epicondilitis o codo de tenista que hace necesaria a la aplicación de crioterapia para tratar la lesión. Emmanuel Macron, presidente de Francia: rotura de la uña del meñique cuando se resistía, en el pulso que mantuvo con Donald Trump durante un encuentro oficial, a perder alguna de sus falanges. Estos son solo detalles de los partes firmados por los médicos particulares de algunos mandatarios de todo el mundo que han llevado la alarma a las cancillerías y obligado a tomar una decisión sin precedentes en la historia de las relaciones diplomáticas. En una reunión secreta mantenida en la sede de la ONU, líderes de los cinco continentes han acordado el uso de brazos biónicos para ‘minimizar los daños’ cada vez que se reúnan con el presidente estadounidense. ‘Ahora entendemos por qué Melania ha rechazado en diversas ocasiones dar la mano a su esposo’, dice el primer ministro de Montenegro Dusko Markovic desde la habitación del hospital en el que se recupera de los hematomas provocados en el costillar izquierdo tras el empujón que le dio Trump para salir en la foto en primera línea tras una reunión de la OTAN.

 

 

Shinzo Abe,  Emmanuel Macron, presidente tayimkistán, Emomali Rahmon

Es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano. Este es el nervio en la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano. El síndrome del túnel carpiano puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

Debido al origen inflamatorio de la lesión, la primera medida para tratar la epicondilitis o codo de tenista será la crioterapia (aplicación de hielo) al inicio de la aparición de síntomas, posteriormente se empleará el calor como tratamiento normalizado; por otro lado, y teniendo en cuenta el origen tendinoso, el reposo será el segundo paso del tratamiento.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*