Los presos de Soto del Real amenazan con un motín si les obligan a compartir celda con el líder de ANC

Jordi Sánchez dándole la paliza a Puigdemont antes de que este se desvaneciera

Jordi Sánchez dándole la paliza a Puigdemont antes de que este se desvaneciera

Instituciones Penitenciarias afronta un grave problema después de que el preso de confianza asignado a la celda del líder de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, pidiera el traslado al no poder soportar ni un minuto más la matraca que le estaba dando con el asunto de la independencia. Según ha podido saber La Badana de fuentes internas de la cárcel de Soto del Real, los reclusos han amenazaso a la dirección con un gran motín si alguno de ellos es obligado a hacer de acompañante del líder secesionista. Incluso aunque se les ofreciera la reducción de la condena en muchos años a cambio de compartir mazmorra, los penados se niegan al trueque, ‘sobre todo después de ver como ha quedado el compañero’, dice uno de los cabecillas de la rebelión. ‘Ahora se encuentra estable dentro de la gravedad, pero cuando llegó a la enfermería sufría unos dolores de cabeza de tal magnitud que el centro se quedó sin analgésicos’.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*