PP y Vox pactan que las señales acústicas para llamar a los diputados en el Congreso se cambien por toques de corneta

Un ujier se entrena en el toque a generala por si las moscas

Un ujier se entrena en el toque a generala por si las moscas

El acuerdo se mantiene en secreto y tanto Pablo Casado como su directiva se van por los cerros de Ubeda cuando son interpelados. Por lo tanto, solo será efectivo si el PP logra gobernar en España después de las elecciones del 29  de abril con el apoyo de Vox como ya ocurre en Andalucía. Pese al mutismo oficial, La Badana está en disposición de asegurar que dicho pacto consiste en sustituir las señales acústicas con las que son llamados los diputado para que ocupen su escaños, tanto en los recesos como en el comienzo de las sesiones, por toques de corneta que efectuaría un ujier vestido de cabo furriel desde una caseta que se ubicaría junto a los leones del edifico de la Carrera de San Jerónimo. Esta es la condición que ha impuesto el líder ultra Santiago Abascal a su homólogo popular si quiere que le respalde en un hipotético tripartito al que se añadíría Ciudadanos. La abundante presencia de militares de alta graduación en las candidaturas del partido de extrema derecha parece estar en el origen de la condición impuesta por Abascal. ‘Se trata de que se sientan como en casa’, ha dicho.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *