Un exconsejero de Bankia arrepentido del uso de la tarjeta negra se quema a lo bonzo con Chanel 5

El herido pagó el perfume que utilizó para intentar suicidarse con la tarjeta negra de la entidad

El herido pagó el perfume que utilizó para intentar suicidarse con la tarjeta negra de la entidad

Un exconsejero de Bankia que aparece en el listado de 86 altos cargos y directivos que utilizaron a discreción las tarjetas negras facilitadas por la entidad y por Caja Madrid para que disfrutaran de la vida permanece ingresado en la unidad de quemados del Hospital Virgen del Copón Bendito tras rociar su cuerpo con Chanel número cinco y pegarse fuego. Jacobo Muchomorro Quetefollen llegó al centro sanitario consciente y con quemaduras de primer grado en la ceja derecha. Muchomorro confesó a los enfermeros que le atendieron en primera instancia que había tomado la decisión de suicidarse al no poder soportar los remordimientos que le causaba haber gastado a manos llenas fuertes sumas de dinero opaco mientras se verificaban multitud de estafas por la venta de productos financieros estrafalarios a personas sin capacidad para entender lo que firmaban y desahucios de familias enteras que no podían afrontar el pago de la hipoteca. El herido, cuya integridad física no corre otro peligro que el derivado de recibir dos hostias por parte de alguno de los afectados en cuanto ponga el pie en la calle, compró en su momento el perfume con la tarjeta opaca en unos grandes almacenes para homenajear a su mujer en un aniversario de boda. Ahora baraja demandar a la tienda porque ‘no arde bien’.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *