Una plaga de bañistas obliga a desalojar a las carabelas portuguesas de las playas de Alicante

Una carabela portuguesa huye despavorida tras toparse con una familia en la orilla

Una carabela portuguesa huye despavorida tras toparse con una familia en la orilla

Ni rastro. En el litoral de la provincia de Alicante no queda ni una sola de las carabelas portuguesas que obligaron a las autoridades a colocar durante varios días la bandera roja que prohíbe zambullirse en las playas. La llegada masiva de bañistas procedentes tanto de la costa como del interior peninsular atraídos por la subida de la temperatura del agua estaría en el origen del desalojo llevado a cabo de forma ordenada y escalonada por este conglomerado de organismos que se asocian para poder vivir en el medio marino. Según el Instituto de Ecología Litoral, el impacto que provocan en  estos seres los asiduos a las playas cuando se concentran a mogollón van desde los episodios urticantes leves hasta la muerte por la ingesta involuntaria de cremas protectoras contra la acción de los rayos solares.

Esta entrada fue publicada en general. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *