Una revisión médica revela que los cargos del PP llevan un chip que les obliga a aplaudir a Rajoy y a reirle los lapsus

El equipo médico habitual lo ha descubierto, de momento, en el cerebro de un diputado nacional del Partido Popular, pero todo hace pensar que son decenas o centenares, o tal vez miles, los miembros de la formación conservadora que llevan incrustado en su organismo, puede que sin saberlo, un dispositivo electrónico que, activado a distancia, les obliga a aplaudir a rabiar al presidente del Gobierno y a reirse a carcajadas con los lapsus que padece. La implantación del microchip, fabricado en Corea del Norte y del tamaño de una cabeza de alfiler, se ha conocido un par de días después de que Mariano Rajoy  olvidara el nombre del nuevo alcalde de Alicante durante el acto organizado para oficializar la reconquista del Ayuntamiento por el PP. Según los expertos, este cuerpo extraño explicaría la ovación que recibió el jefe del Ejecutivo entre grandes muestras de alegría de los asistentes, entre ellos el propio regidor municipal Luis Barcala.

 

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*