Archivo de la categoría: Viaje a USA 2011

Decimoctavo día: be quiet (que estés tranquilo)

Mañana las veremos más grandes

Mañana las veremos más grandes

Hoy ha sido un día de transición. Las sensaciones recibidas en el viaje deben ser periódicamente procesadas, digeridas, metabolizadas e incluirse en los archivos mentales que te acompañarán durante toda la vida. Pero llega un momento que hay que dar un cierto descanso al cerebro para que haga su trabajo con tranquilidad. La percepción de tantas maravillas te lleva a tal estado de excitación que es imposible aceptar más. A partir de ese momento ya no eres capaz de admitir más sensaciones.

Por ello hemos tomado un día de descanso y asueto. Salimos temprano de Merced y a través de las interestatales 99 y 5, hemos llegado a Redding, en el norte de California. Nos preparamos para mañana, décimo noveno día, visitar el parque Lassen, denominado “de los volcanes” y una zona cercana al mismo y con unas sequoias muchísimo más gigantes y ancianas que las vistas en Yosemite. Por ello pediré permiso al lector para rectificar mi afirmación del decimoséptimo día: “Las sequoias más grandes del mundo”. Mañana las veremos más grandes y se lo contaremos. Sigue leyendo

Decimoséptimo día: los árboles más grandes del mundo

Las sequoias gigantes

Las sequoias gigantes

“Sepan aquellos que no estén al corriente del tema que nos ocupa que las sequoias del parque nacional de Yosemite, estaban ya intercambiando nutrientes con el suelo antes de la construcción de las pirámides de Egipto”. Esta país de tantos contrastes y tanta naturaleza salvaje, todavía guardaba un secreto, o muchos, para que nosotros disfrutásemos. Uno de ellos y no sabemos cuantos más, era el parque nacional de Yosemite en este estado: California.

Dormimos en Merced, pequeña población que difícilmente puede encontrar, querido lector, en los mapas de carreteras, pero que tiene el encanto del cual hablaba en anteriores crónicas refiriéndome a Moab, dónde conocimos a Mike “Búfalo perdido”. Una pequeña ciudad, típicamente americana, como en Utah, Colorado, Nevada, Nuevo Méjico, Kansas y otros estados no vistos, que consiste en casas de planta baja, rodeadas de jardín y con la familia en el porche descansando. Sigue leyendo

Decimosexto día: del Valle de la Muerte al Mediterráneo

Sierra Nevada nos abre las puertas del Pacífico

Sierra Nevada nos abre las puertas del Pacífico

Ayer, como decía en nuestra crónica, acabamos en un delicioso “Steak House” de Ridgestcrest. Dejábamos atrás el Valle de la Muerte, desolación y naturaleza salvaje. Delante de nosotros se encontraban las montañas horadadas por la fiebre del oro. Era imposible soportar tales temperaturas, perforando la montaña con picos y palas y buscando las vetas del precioso mineral. Morirían a miles y en condiciones muy dramáticas. Esas montañas, testigos silenciosos de tanto sufrimiento y tanta avaricia, nos marcaba el terreno previo a la Sierra Nevada.

Cuando terminan las Rocosas, se abren el valle de la muerte y posteriormente Sierra Nevada que posteriormente nos dará paso al Pacífico en la ciudad de San Francisco a través del valle de San Joaquín. Sigue leyendo

Decimoquinto día: el Valle de la Muerte, California

El correcaminos del Suroeste de los Estados Unidos

El correcaminos del Suroeste de los Estados Unidos

“Llegamos al centro de visitantes del Valle de la Muerte. Encontramos una zona para comer. Estaba sacando las vituallas del coche y me encontré con él, frente a frente. Eduardo, grité, ven que aquí hay un bicho que no conozco. Lentamente se acercó y observó: Es un correcaminos”.

Todos los de mi generación hemos visto las películas de dibujos animados que contaban las hazañas del coyote y el correcaminos: “mic-mic”. El correcaminos es un ave del suroeste de estados unidos. El coyote, mamífero de la misma zona, lobo de la pradera, tiene una especial predilección por el correcaminos. Y lo hemos visto en los dibujos. Fue una satisfacción observar por primera vez el ave que hizo nuestras delicias de pequeños. Se acercó lentamente a mí; me observaba con curiosidad puesto que le había tirado dos migas de pan. En la galería de fotos pueden verlo. La naturaleza de este país impresionante nos ha regalado la visión del correcaminos. “Soy feliz, puedes viajar a California cien veces y no ver al correcaminos”, se explicaba Joaquín Alonso, gran enamorado de estas rarezas. “Tiene una corúncula de color verde, alrededor del ojo, y la cola larga y muy movible con el fin de poder cambiar bruscamente de dirección para huir de sus perseguidores, fundamentalmente el coyote, pues es un ave que no gusta de volar”, afirmaba Alonso. Sigue leyendo

Decimocuarto día: el congreso y Las Vegas

Matrícula de Nevada

Matrícula de Nevada

Hoy, veintiuno de abril, hace un montón de años que nació mi amigo José Antonio Pina Gosálbez. Hoy es su cumpleaños pero una cosa es la devoción y otra la obligación, por ello, este día lo dedicamos a trabajar. Acudir al XVII Congreso Ecología Humana, que se celebra en  “Montelago”, una urbanización exclusiva de Las Vegas, que me recordaba mucho a Altea Hills, y que reunía a diferentes expertos en el estudio de la influencia del desarrollo humano en el medioambiente.

No quiero agobiarle, querido lector, con temas complicados. Sencillamente, la contribución del profesor Seva al congreso se centraba en el estudio que ha realizado sobre los “Morabitos”. Un morabito es un lugar habitado en tiempo pasado por una persona respetada por la comunidad y a la que se dirigían los lugareños a pedirle consejo, a mediar en un litigio o bien a presentar a los hijos. Esto, que sigue siendo algo habitual en el Magreb, ya no es tan habitual en España. En Marruecos y Argelia, cuando esa persona, ungida de santidad, moría, se le enterraba en la zona y el respeto por el recinto era tan grande que el entorno se ha conservado virgen. En Alicante tenemos varios “Morabitos”: San Pascual Bailón, en Orito; La Santa Faz y la Font Roja. Sigue leyendo

Decimotercer día: el Gran Cañón del Colorado

El camino sigue siendo largo

El camino sigue siendo largo

Acertamos con la decisión de no contratar ningún tipo de excursión al Gran Cañón del Colorado. Previamente habíamos consultado con Tom Tom, el GPS que llevamos en nuestro coche y el  Garmin Oregón 300, que lleva nuestro ilustre profesor médico don Joaquín Alonso. Extrañamente, ni en el Tom Tom, ni el el Garmin, ni siquiera en Google Maps, está especificada la carretera con destino al Gran Cañón e inicio en Las Vegas.

Francisco Vàzquez de Coronado descubrió el Gran Cañón, y a él no le hubiese importado estos pequeños problemas que tuvimos. Sencillamente hubiese dicho: “Adelante”, y los demás le hubiesen seguido.  Posteriormente dedujimos que no es una casualidad que no exista información en la red de las carreteras que lleven al Gran Cañón. A juzgar por el despliegue de intereses que existe en torno a las excursiones, aquello era algo indescriptible. “The business is the business”. El negocio es el negocio y hasta Google, Tom Tom y el repartidor del butano se pliegan a los intereses de los grandes grupos que controlan el servicio al Gran Cañón desde Las Vegas, que no hay más que hablar.

Por ello, querido lector, cuando vengas a Las Vegas, negocia, trueca, y elige el mejor precio que hay para todo. Sigue leyendo

Duodécimo día: Las Vegas

Presa Hoover

Presa Hoover

Queridos lectores, no podemos más que agradecer las muestras de cariño en los diferentes comentarios que hacen en nuestra crónica. Ello nos ayuda y nos reconforta  (Serrat, cada loco con su tema. 1983).

Esta mañana, día 19 duodécimo de nuestro viaje, salimos de “Mástil” Flagstaff, siguiendo el curso del Colorado. La primera impresión en nuestra salida de “esa típica ciudad americana”, parafraseando a John Le Carré (esa pequeña ciudad alemana), fue un tren de pasajeros estadounidense. La primera vez que hemos visto un tren para pasajeros y no esos kilométricos trenes de mercancías (China Shiping), lleno de contenedores. Lo extraño de este país inmenso radica en que los ferrocarriles no están electrificados y siguen usando gas oil para su movimiento. Ahora entiendo cómo las empresas españolas son adjudicatarias de concursos públicos para mejorar la red de ferrocarriles. Parece que las grandes compañías (Pacific Railroad, Santa Fe Railroad y otras), no han apostado por la mejora de las líneas y han seguido en el mismo “State of mind” de los colonizadores.
En Flagstaff hay una avioneta “Shuttle” (lanzadera), que te lleva al Gran Cañón por 27 dólares, pero como somos tan “toreros por los callejones del juego y el vino», (Joaquín Sabina 19 días y 500 noches), pues nos vinimos a Las Vegas, pasando por la presa de Hoover y hospedándonos en el hotel Luxor, homenaje a la horterada más extrema y no viajamos desde Flagstaff al Gran Cañón. Sigue leyendo

Undécimo día: del ferrocarril de Santa Fe al Corazón Púrpura

El teniente Mc Hermont con Juan Navarro

El teniente Mc Hermont con Juan Navarro

“Unos días antes de la Navidad de 1944 llamaron a nuestra unidad. Nos movilizaron sin saber nuestro destino. Al día siguiente repartieron las órdenes y supe que éramos enviados a Bastogne. Allí estaba Patton, nuestro general. Era fundamental que tomásemos Bastogne, para cortar la ofensiva alemana. Perdí la pierna izquierda. El Presidente de los Estados Unidos me concedió el Corazón Púrpura o medalla de sufrimientos por la patria. Este reconocimiento se concede a petición del presidente de los Estados Unidos, fue creado por George Washington en 1782, para reconocer la contribución y el sacrificio por la patria. Desde entonces la llevó en el ojal, en mi gorra, en la placa de la matrícula de mi coche y sobre todo, en mi corazón. Podré estar en contra o favor del gobierno, pero jamás de mi patria”.

Quien así hablaba era el teniente Mac Hermont, herido en la II Guerra Mundial y poseedor de la medalla “Purple Heart” o “Corazón Púrpura”. Sigue leyendo

Décimo día: de la Nación Navajo a la Ruta 66

Monument Valley

Monument Valley

Amanece el décimo día de nuestra aventura y nos encontramos en Kayenta, centro neurálgico de la nación Navajo que como nuestros lectores saben, es una reserva de indios navajos en el Four Corners, “las cuatro esquinas” de las confluencias de los estados de Utah, Nevada, Colorado y Arizona.

Las características de esta reserva es un estado de semi autonomía de la que disfrutan los descendientes de aquellos bravos guerreros que se enfrentaron, ya en su día, a un ejército perfectamente pertrechado como era el español, posteriormente al ejército mejicano y finalmente al séptimo de caballería, es decir, a los Yankees. Sigue leyendo

Noveno día: del desierto de Utah a los Navajos de Arizona.

El camino nunca termina

El camino nunca termina

«Los retratos, señas personales y la historia criminal de cada uno de los individuos sospechosos, se dan a continuación:

Harry Longbaugh, sueco Americano, más conocido como Kid Lombaugh, Harry Alonso o Frank Body. Su alias es Sundance Kid. Tiene 35 años de edad, profesión vaquero y su ocupación criminal es la siguiente: salteador de caminos, ladrón de bancos, de ganado y de caballos. Estuvo 18 meses cumpliendo sentencia en la cárcel de Sundance, Wyoming, atracó el banco de América, asaltó un ferrocarril de la compañía Great North en Montana, posteriormente a su estancia en prisión escapó y sigue prófugo de la justicia. Sigue leyendo