DECIMOTERCER DÍA: Cut Bank, “No name City”.

Se llamaba Thomas e iba acompañado de su mujer y su cuñada y se sentaron a nuestro lado. Estábamos en una zona de descanso y Pic Nic en la carretera federal 15 que nos llevaba a nuestro destino, previo a la visita al parque de los Glaciares que efectuaremos mañana, hoy por el lector. Como la gente es muy amable, nos saludaron cuando llegamos y nos preguntaron si éramos de Illinois a juzgar por la matrícula de nuestro vehículo. Le respondimos que veníamos de España a conocer las profundidades de este país.

DSCF4417

Aquello les sorprendió pues no esperaban encontrar un español en estas latitudes. Thomas nos habló de Barcelona, Madrid y poco más, pero al menos pudo situar España en el mapa. Lo realmente sorprendente vino después: “Aunque la matrícula de mi vehículo es del Estado de Washington, nací y viví en Arkansas y fui colaborador del Presidente Clinton, ahora vivo en Seattle y me dedico a viajar con mi mujer y su hermana a las que quiero mucho”, nos dijo Thomas mientras terminaba su tercer trozo de tarta de chocolate. “La preparó mi mujer antes del viaje”. Seattle pertenece al estado de Washington, situado al noroeste del país. La capital de la Unión, Washington, es un distrito, no un estado y por ello se le añaden las siglas DC (Distrito Columbia).

Bien, hoy ha sido un día viajero, hemos vuelto a encontrarnos con las praderas del norte, cientos de kilómetros de cereal y de ríos. Cuatro veces hemos cruzado el río Missouri y dos veces el río Madison, todos tributarios del Missisipi y que desembocan en Nueva Orleans. Cuando veo tanta cantidad de recurso hídrico, tengo el impulso de llevármela toda a nuestra zona que tanta escasez tiene. Pero ello es imposible, como imposible es sentir el grandísimo respeto que se tiene en este país por las personas.

Caminábamos por la “Main Street” de Cut Bank, literalmente calle mayor, cuando un antiguo Chevy, Chevrolet todo terreno del año 1967, uno de los primeros, nos sorprendió por lo bien conservado que estaba. No había manchas de óxido en la pintura, los asientos estaban muy bien cuidados, pero dentro del vehículo había una caña de pescar, un rifle winchester y las llaves de contacto puestas. El coche estaba abierto y el dueño estaría tranquilamente en su casa. Las casas con jardín no tiene vallas y las ventanas no tienen rejas salvo las mosquiteras puesto que, también aquí, los mosquitos son como bombarderos.

 

Sin embargo, la ciudad es una ciudad vacía. Típica ciudad pequeña de la América profunda. Nadie pasea por sus calles, nadie sale a la puerta de casa, únicamente varios moteros entrados en años, iban de arriba abajo y de abajo arriba por la calle principal. Todo cerrado a las seis de la tarde excepto un tugurio denominado Drill’s Bar con billares (pool)  y varios monitores de televisión donde se podía ver programas de vehículos supergrandes chocando unos contra otros. El ruido de las bolas de billar chocando, hacía el resto.

DSCF4235

La monotonía del paisaje nos ha sorprendido una vez más; praderas y más praderas, tierra de pastos y de ganado, con un nivel de acuíferos apenas dos metros debajo del suelo. Ciudades inhóspitas, aburridas, cruzadas por miles de vagones cada hora y con el sonido del tren que no sabemos si saluda a su mujer como lo hacían en Flagg Staff (Arizona), o bien avisan a los peatones de que van a pasar. Un habitante de cualquier pueblecito de nuestra costa mediterránea, se ahogaría en melancolía y aburrimiento en esta zona, sin embargo cualquier pueblo o ciudad presenta unos niveles de vida realmente importantes.

Bien, poco más el día de hoy, salvo la alegría que nos producen los comentarios que envían nuestros lectores. Agradezco a mi sobrina del alma las palabras que me ha dirigido y le prometo que lo pendiente está pendiente y que pronto ocurrirá. Y me alegro que estén bien, la familia, los amigos, nuestro entrañable Rafa que ayer se marcho a disfrutar del aperitivo, algo que aquí es desconocido, con Armando en el Strike y luego marcharon a comer. Los comentarios del Tete que siempre está atento y al que echo mucho de menos puesto que disfrutaría mucho con la visión de lo visto y vivido. En definitiva a todos, familia, amigos y demás personas que nos leen puesto que los comentarios son una ínfima parte de las entradas. Entre todas las alegrías, la de saber que el próximo 23 estaré con Juanito en nueva York y como dije, pasaremos tres días juntos con él y Cindy, maravillosos. Ya decía Baltasar Gracián: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

IMG_1233

Buenas noches queridos desde este confín a pocos kilómetros de la frontera con Canadá, buenos días Alicante, ocho horas más tarde. Por cierto, “No name city” o ciudad sin nombre, se refiere a la soledad de Cut Bank como se refería a la “leyenda de la ciudad sin nombre”.

Un pensamiento en “DECIMOTERCER DÍA: Cut Bank, “No name City”.

  1. rafa el buso

    Hola caracola:
    En mis mejores sueños,siempre aparece un faro y yo viviendo en el.Edu la foto es de un cuadro.
    ¿Existe de verdad el faro?.Seguir poniendo pies de foto porfa,creo que hay 50 estados y un distrito federal,me faltan matrículas para la colección,Alaska,Hawai ……Bombay.
    Bromas a un lado,me alegra mucho saber que estáis bien y en la pomada.!!!!!!!Estos son mis chicos!!!!!
    ¿Qué veis en la tele por la noche?.En España es un aburrimiento.
    ¿Y el asunto de los periódicos? ¿Qué tal? Comprar alguno Español.
    ¿Cómo son los Domingos?.Espero que no se os olvide ir a misa,si hay gospel mejor,a mí me encantaría.
    Pido perdón por si acaso algún comentario mío haya herido alguna susceptibilidad.Nunca ha sido mi intención.
    Os estimo a tots

Los comentarios están cerrados.