OCTAVO DÍA: Esperando al Cóndor.

Hoy, 28 de marzo, es un día de transición. Seguimos en el hotel “Inkanto”, cercano al Ovalito de Vallecito, disfrutando de la hospitalidad Arequipeña. La gente de Arequipa es extremadamente amable, como han sido todos los que hemos tratado aquí, en Perú.

0hLDMQuF_b2x8Hm6KcwPq5gI7apSNXtls4IFPjWVdRE

Una esquina colonial de la calle de la Merced

E8VrQcv7fikw_Gw2DvP6hLEHGMATmhabJC49ggCJQNw

Junto a la Plaza de Armas, la calle de San Francisco nos lleva a la Iglesia de San Francisco de Asís (Foto: Eduardo Seva)

QnO7eLj3Kl9CvoPIq-p5hmKtdXTpSunyJCUfuhvNGtw

La antigua casa del gobernador de Arequipa. (Foto: Eduardo Seva)

Esta mañana, Eduardo se acerca a un policía solicitando una información, el agente de la autoridad le pide que le acompañe y juntos marchan a la oficina de turismo, el policía regresa. Gianumberto y yo, al observar que Eduardo se retrasaba, le pedimos al agente que nos dijese dónde había llevado a nuestro amigo, el agente contestó: “Estaré encantado de acompañar a nuestros amigos españoles a la oficina de turismo” y nos acompañó. Toda la gente muestra su amabilidad y es muy respetuosa. Siempre con una sonrisa y siempre hay excepciones, con un tremendo cariño hacia los ciudadanos españoles.

El hotel Inkanto está compuesto de planta baja y primer piso. En el primer piso dispone de una terraza muy bien decorada y al aire libre. Es en dicha terraza dónde desayunamos todos los días. El único defecto atribuible a la gastronomía peruana es la ausencia de un aceite de oliva digno de esa mención. El desayuno es muy simple: zumos naturales de papaya, mango, piña y naranja, tostadas con mantequilla

y mermelada, jamón dulce (nuestro jamón de york), pan tierno y caliente y huevos pasados por agua. Un “matesito de coca” y café con leche. El café es americano, es decir, nada de expreso o fuerte; te puedes tomar tres o cuatro sin problemas. Solemos desayunar a las siete de la mañana pues en estas latitudes y a estas alturas del otoño austral, el sol se levanta temprano, prácticamente a las cinco de la madrugada es de día.

Mi familia me dice que eso no está bien, pero hay algo que me atrae por encima de todas las cosas: descansar en la cama después de la ducha y bien seco, algo que comparto con Eduardo Seva. Tras la ducha nos metemos en la cama para “reflexionar” sobre qué vamos a hacer a lo largo del día. “Tenemos pendiente la visita al monasterio de Santa Catalina“, más de 22.000 metros cuadrados junto a la Plaza de Armas que perteneció a una orden religiosa y hoy es un museo. También hemos visitado la iglesia de San Francisco de Asís.

 

Quiero decirte, querido lector, que este pueblo es muy nacionalista y muy religioso. La bandera de Perú es blanca y roja con el escudo de la República en el centro. Las bandas roja y blanca son verticales. Asimismo, las iglesias siempre están llenas de feligreses y todavía funcionan los confesionarios a la antigua usanza. Los hombres se confiesan por delante y las mujeres por los lados y a través de celosías de madera.  Deambulando esta mañana por las calles de Arequipa, encontramos una iglesia de la Compañía de Jesús, entramos y estaba vacía y en penumbra. Una música gregoriana sonaba por el equipo de megafonía de la iglesia y el entorno invitaba a la relajación que optamos por sentarnos y jugar cada uno con nuestros pensamientos.

4CYCXrcwgAlgneFuOXwKoDoorue_77cD4vxQblYk6X0

El convento de Santa Catalina y la Trattoria del mismo nombre. (Foto: Eduardo Seva)

Este país vive con mucho fervor la semana santa y hay procesiones, como en España, siendo la única diferencia el tamaño de los pasos. Pero tienen al Cristo gitano, a la Dolorosa, a la Virgen de la Macarena y otras, de gran sencillez en cuanto a la talla pero de grandísimo boato en cuanto a la vestimenta. A lo largo de la plaza de Armas, salen los pasos, se encuentran y las bandas de música los acompañan, similar a las procesiones en España. El jueves y el viernes están cerrados, “son feriados señor”, y prácticamente todo cierra excepto restaurantes de la zona centro para aprovechar el tirón del turismo muy abundante en esta ciudad.

ZMe8n4Wy-Y6UY98WY0IZuqMctOOvomi2iC4-81Nou7I

Concentración folclórica andina con motivo de la Semana Santa frente a la Iglesia de San Francisco de Asís. (Foto: Eduardo Seva)

Arequipa, ciudad que conservó su espíritu liberal a lo largo de muchos pronunciamientos tras los levantamientos de los criollos contra la Corona Española  y que desembocó en la independencia de 1.821. En la historia de Perú siempre ha habido pronunciamientos y golpes de estado, a ejemplo de la metrópoli en ese convulso siglo XIX. El autoritarismo brilló en el general Fernando Santiago de Salaverry, que participó en las guerras entre Chile Bolivia y Perú y cuya consecuencia fue la ausencia de salida al mar por parte de Bolivia en una conjunción chileno peruana con Inglaterra como siempre manejando los hilos desde el proscenio. Salaverry fue tuvo grandes momentos y errores monumentales pues abolió la horca y los malos tratos a los reos pero reestableció el tráfico de esclavos. Tras su levantamiento contra el presidente de la República y participando en la guerra contra Bolivia, fue ajusticiado en la plaza de Armas de Arequipa. En un lado de la Plaza está esculpido en mármol blanco la última carta que envió a Juan Pérez, su esposa, pidiéndola que cuidase de sus hijos y que su hermano, Juan Salaverry, la cuidaría. Salaverry tuvo varios hijos fuera del matrimonio.

Tras la visita a estos rincones de la historia de Perú y encontrar tantos recuerdos de los españoles que estuvieron por estas tierras, marchamos a comer. Dicen que la cocina peruana y la china o japonesa, se encuentran entre las mejores del mundo. En Lima, Cusco, Puno y Arequipa no he comido bien. Hemos buscado buenos restaurantes y realmente no se corresponde con esa leyenda urbana de una cocina fusión entre China y Perú. Quizá corresponda a una mercadotecnia o quizá algún periodista influyente haya lanzado esa opinión que, no dudo sea verdad pero no hemos encontrado. La cocina peruana se basa fundamentalmente en los productos tropicales, con ensaladas de todo tipo donde priman las frutas como el mango, la papaya, la piña, aderezada con maíz y papas, recubiertas de salsas con diversos condimentos. La carne no es muy buena y el pescado tampoco a pesar de la costa peruana, pero es bien sabido que la temperatura del Pacífico no es la del Atlántico. Hoy comimos en la “Trattoria de Santa Catalina“, en pleno convento, “Están ustedes en una de las celdas de la orden que estuvo en este monasterio”. Siempre tienes la posibilidad de acudir a la pasta italiana y salir del paso. El vino, en este caso, un Merlot chileno.

Bien, mañana nos espera el cóndor. Tenemos previsto una visita al Cañón del Colca, con una parada importante en la Cruz del Cóndor, dónde posiblemente avistemos alguno. Llegaremos a una altitud de 5.000 metros y espero que no nos afecte demasiado. Asimismo visitaremos las aguas termales de Colca las cuales emergen a 4200 metros sobre el nivel del mar, no olvidemos que estamos en una zona volcánica.

Pero eso será mañana, sólo me queda agradecer los comentarios de nuestros amigos que nos siguen todos los días, en especial a José Antonio Pina, el cual nos transmite su entusiasmo y su “sana envidia” por no poder estar con nosotros como hizo en nuestro Viaje a USA en abril de 2.011, (¡Ya hace dos años de aquel fantástico viaje!). A Rafa y a Chimo, a Carmen, Paco, Mónica, Emma y todos los demás que sabemos estáis ahí y seguís estas aventuras con cariño. Para todos colocamos unas piedrecitas en la hornacina del templo de las tres ventanas en Machu Picchu, y mañana, cuando estemos avistando al Cóndor, en pleno corazón de los Andes, le pediremos al ave símbolo de la fidelidad, que nos ayude a todos. Esta ciudad  tiene como patrona a la Virgen de la Asunción y quiero dejar un recuerdo emocionado, respetuoso y muy cariñoso a Asunción Antón, la cual nos dejó hace unas horas.

Buenas tardes, queridos, desde Arequipa, Perú, a 2.300 metros de altitud y 15º Centígrados y buenas noches en España, que durmáis bien. Mañana será otra aventura y otras sensaciones.

5 pensamientos en “OCTAVO DÍA: Esperando al Cóndor.

  1. buso

    Da la impresión de que hoy hay relajación(también hace falta).Juan el desayuno no me parece tan mal,si te lo comes todo revientas.Dile a Edu que me gustan las fotos(tendrá problemas para elegir),apareció el fuego( el volcán)¿Cuánto vale la gasolina por esos lares?Te recuerdo lo del cohe de Edu y mío.
    Buenas noches a todos
    El buso

    Responder
  2. buso

    Juan sabes que soy nuevo en la cuestión de crónica virtual(vamos,que hace solo dos meses que empecé a leerte).Como estaba sin dormir me he zampado de golpe 50 artículos de Opnión antiguos.Chato me he quedado anonadado,no dejas pollos ni títeres(nunca mejor dicho) con cabeza.Me da toda la impresión que debo de ser de la guía telefónica uno de los pocos que se han salvadoHorror en el hipermercado(alaska),político,económico,social,se me han puesto los pelos como escarpias(todos los pelos)La impresión final,es que los títeres somos nosotros.Sigue así con dos cojons.Ya se que no viene a cuento el comentario,pero perdona no he podido evitarlo.No voy a poder dormirme,tengo una zozobra(o so falta más bién) que no cabe en mi Body.Desde que leí(long time ago),Cien años de soledad,no había visto tantos nombres escritos(bueno si en la biblia).Voy a agarrarme a la NIna muy fuerte y rezar para no parecerme nunca a algunos de estos personajes y personajas y darle gracias a zeus,que te hayas jubilado(hubieran terminado contigo).
    ¡Hale¡ a disfrutar con los tuyos de verdad.
    Buenas noches si las hay
    El buso
    Perdón por la dimensión,he tenido la delicadeza de escribir en minúsculas,así parece más corto.

    Responder
  3. Lolines

    Queridos todos: Que cantidad de experiencias estais disfrutando ¡¡¡¡. El pasado colonial de todas esas ciudades todavia pervive y esas casonas tan elegantes me dejan maravillada. Aunque las circunstancias no son propicias quiero agradecerte Juan el gesto que has tenido, tu sabes de que hablo…
    Buso, no te sientas ofendido por el comentario de los poemarios, te creia con más cintura. pero si te ha molestado retiro lo de los poemarios y dejo lo de las ovejas. En serio disfruto mucho con tus comentarios.
    Seguid el camino que cada vez parece ponerse más interesante…. un fuerte abrazo.

    Responder
  4. Chimo

    Amigu, aqui desde el cetertoun de La Habana, ¿no será fruto bomba lo que desayunasteis?, sumo de papaya jajajaja. Veo que las cosas son muy interesantes y que Chicolinni estará disfrutando con los andenes o bancales precolombinos. Esperamos fotos desde el Mirador de la Cruz del Condor pero poneros alguna vez delante de la cámara. Aquí todo sigue en plan “plasma” y lo único visible ha sido el desfile del trono de “Don Luis de las tres demandas” organizado por El Guayo” y acompañado por la cofradía de ·Los loritos del ere. Esperamos más …Un abrazo

    Responder
  5. El tete

    Bueno seguimos viajando con vosotros a través de las crónicas. Uno de los seguidores -Justo de la “colla”, me comenta que ellas le hacen revivir con dulce melancolía su tiempo de trabajo en esas tierras (cuando la implantación del BBVA). ¡Ché Juanito!, que sopresa debió ser encontraros una Caja de Ahorros como Dios manda. Pienso que podrías haber pedido permiso para alertar a la dirección para no hacer lo que se ha hecho en la madre patria con ellas. Estos días urbanos deben ser de una relajación agradable para vosotros y que duda cabe a nosotros nos permiten imaginar a esas gentes, sus casas, sus costumbres, sus vidas en definitiva. Bien, mañana disfrutad del cóndor y que su felicidad penetre en nosotros que buena falta nos hace. ¡¡Animo!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*