QUINTO DÍA. El Altiplano salvaje; de Cusco a Puno

DSCF1145

Fachada de la Iglesia de San Pedro en Andahualiyas

Ayer estuvimos estuvimos cenando en la Plaza de Armas de Cusco, en el restaurante Don Marcelo. Probamos un Malbec de Mendoza y carne de Perú con salsa que directamente se mandó a los corrales. Primer contratiempo gastronómico con un país que, leyendas y marketing aparte, se nos envuelve en un halo de la segunda mejor cocina del mundo. Temprano nos fuimos al hotel “Villa Hermosa” y nos acostamos pronto.

DSCF1118

Una calle de una típica localidad de la ruta Quechua

Me ha llamado la atención la forma que tienen los peruanos del interior de trasladarse de un lugar a otro. No es extraño ver personas caminando por las carreteras, de un pueblo a otro; no es extraño observar en los pueblos por los que pasábamos, muchas personas esperando. Esperan que pase una “vanette” o un microbús para que los lleven al pueblo siguiente. Cuando íbamos a Machu Picchu, a las cuatro de la mañana, era un río de personas caminando por los arcenes, unas volvían de las fiestas del pueblo contiguo y otras, pásmense, estaban haciendo deporte corriendo a esas horas por la carretera. Me lo ha confirmado el guía del autobús que tomamos esta mañana: “Mire usted, yo me levanto a las cuatro y media de la mañana y a las cinco ya estoy trotando (corriendo en español peruano)  durante una hora”.

Bien, en contraste con esa forma de trasladarse, las líneas discrecionales están muy bien organizadas, los autobuses son de última generación y la liturgia de subir a ellos se parece a la de embarque en aeropuerto.

A las siete de la mañana estábamos en la terminal de autobuses de Cusco, nos acomodamos en nuestros asientos y a las siete y media en punto partíamos hacia el final de esta jornada: Puno, justo a la orilla del lago Titi Caca (Puma gris en quechua). La distancia que debíamos recorrer era de 387 kilómetros. Más que hablar de distancias hablamos de altitudes. De los 3.300 metros sobre el nivel del mar de Cusco, a 3.000 metros de Raqchi y de ahí a los 4.500 metros sobre el nivel del mar de Puno.

La ruta se denomina “ruta quechua” pues recorre los enclaves donde moraban los primeros habitantes de estas regiones antes de la llegada de los conquistadores españoles. También se le denomina ruta del barroco andino. Nuestra primera parada fue en Andahualiyas, para visitar la capilla de San Pedro, templo construido por los Jesuitas en el siglo XVII y que presenta unos frescos muy cuidados a los que el guía les llamó pomposamente “La Capilla Sixtina de Suramérica”. La cercanía de las zonas lacustres previas al Titi Caca, origina una cantidad tremenda de lagos y lagunas a lo largo del viaje, más de 12.000 nos informaron. Una de ellas, la laguna de Huakarpay tiene un valor ecológico muy importante como así nos informaba el Profesor Seva.

DSCF1175

Los camélidos de los Andes

Restos de la civilización precolombina los vimos en Raqchi donde comimos unas ensaladas deliciosas acompañadas con unas tortas de maíz exquisitas. Allí pude contemplar por primera vez a las llamas y a las alpacas, las cuales junto a la vicuña, guanacos, camellos y dromedarios, forman la familia de los camélidos. La llama tiene un porte distinguido y parecía que se apercibiese de nuestro interés por fotografiarlas, tal era la pose de distinción que adoptaba al vernos.

Continuando con nuestro camino, el paisaje cambió conforme comenzamos a ascender de cota desde Raqchi. Desapareció la vegetación que había acompañado nuestras primeras horas de viaje para dar paso a las especies arbustivas del altiplano. Rodeado de montañas, algunas de las cuales superaban los cinco mil metros de altura, el valle altiplano se sitúa entre 3.500 y 4.000. Pudimos observar numerosos nevados, nombre que se da a aquellos picos que superan los cinco mil metros y tienen en la cumbre nieves perpetuas. La soledad del altiplano es tremenda. A veces un grupo de casas de adobe o de ese barro rojizo oscuro característico de esta zona, junto a ellas un grupo de ovejas autóctonas, pequeñas y con la lana totalmente rizada, algunas vacas, y los pastores que en este caso pudimos comprobar que eran pastoras. Todo ello salpicado con mil y un arroyos, zonas lacustres, pequeñas lagunas que informan un nivel piezométrico muy alto.

DSCF1182

Un nevado de más de cinco mil metros en el altiplano de Cusco

No era el paisaje que vivimos en Arizona o Utah, ni siquiera en Nevada, aquel era un paisaje rudo y agreste, seco. Este paisaje es mucho más solitario, más duro, es un valle inmenso rodeado por las montañas andinas y situado a unas alturas impresionantes. Es muy duro vivir en estas zonas. En un momento del camino, nos cruzamos con el ferrocarril de Cusco a Puno. Diez horas para 387 kilómetros. En ese preciso instante llegamos a “la Raya” que es la línea que separa el departamento de Cuzco del departamento de Puno. La zona más elevada de este altiplano y situada a 4.800 metros de altura. No es ninguna población, no hay nada, sólo un inmenso cartel que anuncia la línea divisoria entre dos departamentos y la cercanía de la frontera con Bolivia. Intenté bajar del autobús pero fue imposible. Ya el hecho de colocarme los zapatos y agacharme para anudar los cordones supuso un esfuerzo terrible que me dejaba sin respiración. Toda la mañana había estado tomando “matesito de coca” pero aquello no había matesito que lo arreglase. Opté por mirar el paisaje desde la ventanilla.

Cuarenta minutos después entrábamos en Puno con una visión que nos emocionó: la ribera del lago Titi Caca junto a una ciudad de apenas 300.000 habitantes.

Las ruinas Incas de Raqchi

Las ruinas Incas de Raqchi

Mañana nos levantaremos a las siete de la mañana y recorreremos el lago, un lujo disponer de dos expertos en biología como son Seva y Caravello. Pero eso será mañana, por hoy ya ha sido bastante, me termino mi matesito de coca y con una hojita de coca en la lengua, me dormiré dulcemente.

Queremos agradecer los comentarios que recibimos pues nos animan a continuar esta aventura andina. Buenas noches en Puno, a la orilla del lago Puma gris (Titi Caca), son las nueve y media de la noche en Perú, tres y media de la madrugada en España.

14 pensamientos en “QUINTO DÍA. El Altiplano salvaje; de Cusco a Puno

  1. chimo

    Buenos días querido Dr. Spooldeeng, veo por sus descripciones que no le sienta bien el vaivén de la montaña rusa ni la carne zancochada, pero se nota su fascinación por el entorno. A comparación de su anterior aventura, echo de menos sus aportaciones al folclore musical, no nos cita ni siquiera las interpretaciones de música andina de los Indios Tabajaras. Espero que cuando camine vd. por Atacama se acuerde de Mercedes Sosa, Violeta Parra, Victor Jara…y gracias a la vida que aún no está de azulete total.
    Recuerdos a Chicolini y Pinky.

    Responder
  2. buso

    Juan,Nina me ha preguntado¿Como se vive la Seman Santa en Perú?Me acabo de enterar(en la crónica), que vais a dar una serie de conferencias,pensaba que el viaje era solo lúdico.Esta quinta jornada,la veo marcada por el agua,alucinante.En otras jornadas he sentido la tierra(piedras),el aire(niebla) ¿para cuando el fuego?

    Caminante, son tus huellas
    el camino, y nada más;
    caminante, no hay camino,
    se hace camino al andar,
    Al andar se hace el camino,
    y al volver la vista atrás
    se ve la senda que nunca
    se ha de volver a pisar.
    Caminante, no hay camino,
    sino estelas en el mar.

    Antonio Machado

    Caminando, se aprende en la vida
    caminando, se sabe lo que es.
    caminando, mirando una estrella.
    caminando, oyendo una voz.
    caminando, siguiendo la huella,
    que nada borra el recuerdo
    de lo que uno caminó.

    Rubén

    No me estraña que haya tanta gente andando.
    Cuidaros mucho
    El buso

    Responder
  3. Lucía y Belén

    Estimado Juan, desde la Asociación de la Prensa de Alicante vamos siguiendo este interesante blog. Te deseamos que sigas teniendo un viaje tan estupendo. Un abrazo.

    Responder
  4. carmen

    querido Juan, cuantas envidias despiertas con tus crónicas, pero a la vez la curiosidad diaria por seguir vuestras andanzas, tan coloristas y bien narradas.No seais tan exigentes con el condumio,que sois muy sibaritas.Me sorprende mucho lo que cuentas del cansancio permanente, yo creia,ignorante, que era cuestión de un dia de adaptación, pero ya veo que no.Poquet a poquet. Animo y a disfrutar.

    Responder
  5. buso

    Juan:
    Tºodavia me estoy riendo de tu comentario respecto a la carne,genial,(no se puede describir mejor),al corral.Abre el correo normal,te mando una foto de una coca en toñina,para que te consueles.
    Respecto a jara,sosa,parra y muchos más,en su ausencia,me consuelo con el recuerdo de haberlos oido contigo en el PIACHE(calle quintana)sin viajar hace 45 años(además de en mi casa).Maravillosos.
    Dile a edu que he leido un mensaje de romualdo(su hermano),no he podido evitar acordarme del primer viaje que hizo con nosotros al extranjero en un dyane a suiza,con una caja de fundador que nos pagó el viaje.¿Qué tiempos?Ha cambiado todo mucho,hoy si cruzas una frontera con una botella de colonia te detienen(o casi).
    El buso

    Responder
  6. buso

    Juan se me olvidaba,estoy en el MAESTRAl,ya he pedido,faltais vosotros:
    Restaurante Maestral

    Cartas : Carta

    Aperitivos frios
    Copita de coliflor con caldo de gallina y almeja
    Royal de foie-gras al pedro ximenez con granizado de lima
    Blinis de tartar de bonito, vinagreta de almejas, tomate, quisquilla, anchoas y aceitunas
    Canape de salmon, tomate, patata, anchoa, cebolleta y emulsion de pimientos
    Copita de tomate con brandad de bacalao y costrones
    Ostra con migas crujientes y crema de calabaza

    Aperitivos calientes
    Atun con brocheta de chipirones y salmorreta
    Albondiga de boquerones, pulpo con pisto, patata y ali oli de frutas
    Tosta de hojaldre con pisto, panceta, parmesano, manzana, cigalita y ensaladas
    Ostra frita con habitas y guisantes
    Croqueta de lechona con ragoût de verduras
    Brick de datiles y queso
    Cigalitas con tripitas de bacalo y habitas

    Entradas
    Jamon iberico
    Vieiras asadas con potaje de garbanzos y crujiente de iberico, espinacas, manzana, piñones y pasas
    Calamares parrilla en compota de verduritas y salmorreta
    Foie gras de pato cocido en terrina con frutos secos y confituras
    Salmon ahumado con ensaladas, frutas, parmesano y cuajada de queso fresco trufado
    Lasaña de centollo y bacalao
    Sopa de pescadilla con huevo y alcachofa
    Panache de verduritas

    Mariscos
    Quisquilla
    Langostinos
    Gamba roja
    Cigalas
    Canaillas
    Ostra (unidad)
    Almejas
    Percebes

    Menu degustacion
    Royal de foie-gras al pedro ximenez con granizado de lima
    ***
    Tartar de atun y caviar con anchoas y pan crujiente
    ***
    Cremita de lentejas con ostra, cigalas y morcilla a los puerros
    ***
    Croqueta de lechona con ragut de verduras
    ***
    Merluza vaporizada con salpicon de marisco
    ***
    Cochinillo confitado crujiente con pure de patatas y crema de manzana
    ***
    Bizcocho de chocolate caliente con natillas al azafran

    Arroces
    Arroz bogavante
    Arroz pata de ternera
    Arroz rape y gambas
    Arroz atun, gambas y garbanzos
    Arroz conejo y caracoles
    Arroz a banda
    Arroz boquerones, ajos tiernos y espinacas
    Arroz magro y verduras

    Pescados
    Bogavante asado y chiporones con rosellat en su jugo
    lubina horneada en suquillo con espardeñas, almejas, patatas y cebolletas glaseadas
    Salmonetes horneados con pan, tomate y pisto de alcachofa a la vainilla y caldo de bullalesa
    Bacalao confitado con torrija de sus tripitas, migas y sopa de cebolla
    Rape asado con pure de coliflor, percebes y aceite de cacao
    Merluza a la parrilla con semola de pimientos
    Pescado de palangre a la sal

    Carnes
    Chuleton de buey a la brasa con ensaladas y patatas fritas
    Foie-gras de pato sobre tartar de berza con sopa de nueces y pistachos
    Pichon con rissotto de trigo, setas y parmesano
    Solomillo con pastel de queso, almendras y foie gras
    Cochinillo confitado crujiente con pure de patatas y crema de manzana
    Pierna de corderito asada en su jugo con su tosta gratinada

    Postres
    Gazpacho de fresas, tomate al vinagre de modena
    Bizcocho de chocolate caliente con natillas al azafran
    Crema de arroz con flan de romero e infusion de limon
    Crujiente de chocolate blanco relleno de espuma de requeson, jalea de grosellas y helado
    Torrija con helado de leche
    Tocino de cielo con granizado de frambuesas y laminas de melon al pedro ximenez
    Crema de coco y naranja con brioche de almendra y chocolate infusionado
    Hojaldre de pera
    Capuchina con crema helada merengada, granizado de cava y salsa de vino
    Pastel de almendra caliente con helado de limon
    Crema de mascaropone con helado de nueces y su galleta
    Quesos con membrillo y confituras
    Sorbetes

    A la carta(la más alta y con órdago incluido) como te gusta.
    Que aproveche.

    Responder
  7. Emma Navarro

    Hola tío,
    que “agobio” leyendo tu crónica del Machu Pichu. Me imagino esa sensación de falta de oxígeno….. pero a su vez, lo maravilloso que debe ser poder contemplar todo aquello.
    Por lo que veo, habeis tenido un pequeño contratiempo con la comida, bueno tú tranquilo, cuando vengas ya sabes, te espera la olleta de la “mamma”.
    Cuídate mucho y ánimo
    Besitos de los nenes (mañana ya les dan las vacas y te escribirán ellos también

    Responder
  8. Mónica Navarro

    Hola chico, y yo pensaba que era cansancio volver de la ofi después de aguantar a ” mis queridos clientes” durante toda la jornada pero veo que cansancio es lo que se siente estando a 4500 m de altura.. Bueno pensándolo bien prefiero a mis queridos admiradores.
    En fin, bromas aparte, parece fascinante todo lo que cuentas, sobre todo por lo diferente que parece respecto a lo que tenemos por “estas tierras”, sigue siendo nuestros ojos explicándonos todo lo que ves cada día para que podamos seguirte con expectación.
    Muchos besos family Ramírez/ Navarro..

    Responder
  9. Lolines

    Chico estoy sin palabras. Como no he podido conectarme antes por estar de viaje acabo de leer los cinco dias de una tacada y me he quedado estupefacta. Juan te has superado. Si. El blog es incluso mejor que el anterior y las fotos cuando se abren en este pedazo de pantallón parece que se salen. Lo de la altitud hay que llevarlo con resignación. Pero claro tu no eres precisamente de los que se resignan y me imagino que estarás todo el dia resoplando como un torito. Disfrutad mucho la gastronomia y contad cosas de ella que la fusión de la comida peruana china tiene que ser curiosa…Bueno no me extenderé más que para eso ya está el Buso que escribe unos poemarios que aburren a las ovejas. Un abrazo y seguid disfrutando mientras aqui os seguimos en vuestra crónica diaria.

    Responder
  10. Joaquín Alonso

    ¿Conque a dormir plácidamente? Ya me contarás mañana las vueltas que has dado en la cama y los extraños sueños que has tenido

    Responder
  11. buso

    Buso se retira,con mis colegas me puedo comunicar en privado.Un quelato(Fe,Mg…..) os dice adios .Lolines.(me imagino quien eres,te quiero,gracias a dios,que estás a su lado)
    Hasta ahora no se me ha ocurrido opinar sobre ningún comentario de los COLABORADORES desde un sofá,me parecía más transcendente lo que ellos cuentan.No tengo prisa,esperaré,cuando vuelvan que me lo cuenten si quieren.
    Adios

    Responder
  12. El tete

    Bueno chicos, la verdad que debe ser un poco “pesadito”el mal de altura de ahí, pero acirdaros de nuestros paisanos de Extremadura, Castilla, etc. que en siglo XVI hacían ese recorrido pero… con yelmo, escudos, espadas, mosquetes, algún cañoncito, sin hoteles, ni aire acondicionado, y aún tenían tiempo para matar paisanos, escribir crónicas y pelearse entre ellos; debían ser de otra pasta. Nos impresionó la foto del Titicaca (la verdad que ya me hizo gracia el nombrecito al estudiar el bachiller). También debe ser duro la soledad en esas montañas -ahí no hay una ruta 66 cerca con su McDonall ni garitos de ¿Folck y blues?-. En fín, nosotros desde aquí os seguimos animando (habrá olleta de la mama a la vuelta).
    PD.- Buso, no te mosquees hombre, tu carta del Maestral nos animó hasta a nosotros. Besos a los tres

    Responder
  13. buso

    Di María necesitó de oxígeno y Messi vomitó en el descanso

    Los 3.650 metros de altura en los que se disputó el partido en La Paz pasaron factura a los jugadores argentinos, que tuvieron que echar mano de oxígeno para recuperarse(referencia el AS)
    No puedo evitarlo,vuelvo.
    El buso
    La culpa la tiene que tener el bosssssson de hiGGs
    Buenas noches

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*