SEGUNDO DÍA. Lima y la Plaza de Armas

Querido lector, Lima es una ciudad amable, en un país con más de treinta millones de habitantes y con seis millones viviendo en su término municipal. Esta mañana, como siempre que estamos en América, nos hemos levantado muy temprano pues en América el personal madruga. A las seis nos levantamos y a las nueve nos recogía nuestro guía Luis, para llevarnos a recorrer Lima.

Desde el barrio de Miraflores, hasta el centro de la ciudad, pasando por el Pacífico que se abre en un bahía que el municipio intenta restaurar. Perdona, querido lector, que no te ofrezca ninguna fotografía pero es imposible puesto que salimos hacia Cuzco, la capital del imperio Inca y no tenemos tiempo para cargar las fotografías, pero prometo que en unos días estarán las fotos de la plaza de armas, y otros rincones del pasado colonial con la presencia española y con la fuente situada en el centro de la Plaza que, según nuestro guía, es lo único que queda del recuerdo de Francisco Pizarro.

La causa es el plato típico de esta ciudad, “causa con chicharrones”, “causa con pollo”, “causa con langostinos”, efectivamente, un puré de patatas con unos calamares rebozados y en su punto de frescor y crujientes; el puré de patatas con langostinos rebozados y el puré de patatas con pollo, son las tres especialidades que degustamos.

Son las tres de la tarde, las nueve en España y el caótico tráfico de Lima nos obliga a acudir a la estación de autobuses con hora y media de antelación. A las cinco y media sale el autobús a Cuzco, y como decía aquél: “Qué Dios reparta suerte”, veintiuna horas en autobús no se donde nos llevarán y ascender a 4.500 metros de altitud no sé lo que nos deparará.

Pero eso será mañana, gracias a Sonia y Eva, de UMH radio, a Romualdo y a todos los que nos seguís. En especial le mando un saludo del Profesor Gianumberto Caravello a mi hermano Paco con el deseo de que hubiese estado aquí, con nosotros, en esta orilla del Pacífico de Núñez de Balboa.

Buenas tardes en Lima, buenas noches en España

2 pensamientos en “SEGUNDO DÍA. Lima y la Plaza de Armas

  1. Ana ramirez

    Hola tío soy Ana R.Estoy siguiendo todo lo que escribes y me quedo impresionada con todo lo que has hecho y lo que has visto.Sigue contando todo lo que ves porque así parece que nosotros estemos allí.Estoy deseando ver las fotos,y mi padre mañana me enseñará todas las rutas que has hecho.
    Un beso muy fuerte de toda la familia

    Responder
  2. El tete

    Bueno queridos “conquistadores” ya estais pisando aquel gran imperio INCA que cautivó a aquello locos españoles (Pizarro, Almagro, etc.), debe ser impresionante contemplar desde el aire -como decis- el Orinoco, el Amazonas, esas selvas, pisar esas plazas de armas que deben esconder en cada rincón historias centenarias, mandarnos pronto las fotos, cuidaros mucho en la subida hasta los ¡¡5.000 mestros!!, nosotros, como siempre, desde aquí os seguimos esperando vuestras crónicas.
    PD. Gianhumberto gracias por tu saludo. Un abrazo a los tres.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*