Barcala dice que el PP ha devuelto la normalidad al Ayuntamiento un año después del fin del tripartito

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha hecho balance de su primer año de gestión del que resalta la fortaleza y capacidad de gestión de un equipo de gobierno compuesto por ocho concejales en una corporación de 29.

LCV. Alicante / 19 de abril de 2019

Se ha conseguido reactivar el Ayuntamiento y desbloquear numerosos proyectos que pedían los vecinos, mejorar la limpieza, impulsar nuestras fiestas y tradiciones, ofrecer diálogo y consenso para cancelar el plan de ajuste, rebajar el IBI y otros tributos municipales y aprobar los presupuestos de 2019 "los más sociales e inversores de la historia de Alicante".

El alcalde también ha resaltado que se ha exigido con fuerza a Madrid y Valencia las inversiones en infraestructuras que la ciudad necesita y se ha trabajado en todos los ámbitos para devolver a nuestros vecinos la ilusión de sentirse alicantino y de recuperar el liderazgo y la capitalidad de la ciudad.

Luis Barcala ha señalado en este balance de que "hemos devuelto la normalidad y la tranquilidad al Ayuntamiento. Ahora se habla de los problemas de la ciudad. Antes de las peleas entre el tripartito. Ahora se habla de solucionar las demandas de los ciudadanos. Antes de micrófonos, de fraccionamientos de contratos, de nula gestión".

"Hemos demostrado nuestra capacidad de diálogo, negociación y consenso sacando adelante todas las modificaciones de crédito que hemos planteado para aumentar la inversión y aprobando los presupuestos. La oposición nos acusa de ser un minigobierno de ocho concejales, y es verdad, somos un minigobierno de ocho en una corporación de 29, pero hemos demostrado la fortaleza y la capacidad de gestión que no fue capaz de tener el tripartito. Hemos sido este año un gobierno fuerte y resolutivo".

También se han cumplido los objetivos en materia económica planteados al asumir la Alcaldía. "Hemos cancelado el plan de ajuste. Le hemos devuelto al Ayuntamiento de Alicante la libertad de movimientos para atender las necesidades de los ciudadanos. Podemos decidir con libertad las inversiones, podemos decidir incrementos de plantilla, podemos planificar mejor el futuro de Alicante", ha resaltado el alcalde.

Una gestión que se ha completado "aprobando los mejores presupuestos de Alicante en toda su historia. Los más inversores, los más sociales, los más negociados con fuerzas políticas y colectivos sociales" ha subrayado Barcala.

El equipo de gobierno, entre sus retos, ha destacado como uno de sus grandes logros el haber desbloqueado la parálisis de gestión y la aprobación de numerosas obras en barrios, arreglos de parques y jardines, instalaciones deportivas, cambios de iluminación, asfaltado, aceras, juegos infantiles y biosaludables. "En suma, todo aquello que facilita la vida y la convivencia a los ciudadanos de Alicante" ha comentado el alcalde.

"Hemos bajado los impuestos. El IBI, un cinco por ciento, además de otras ayudas para gran parte de los tributos que dependen del Ayuntamiento de Alicante. El ciudadano, castigado por años de crisis, ha visto el esfuerzo que ha hecho este equipo de gobierno por pedirle sólo lo que necesita para gestionar mejor la ciudad. No necesitamos tener en los bancos el dinero que no vamos a usar y preferimos que este en los bolsillos de los ciudadanos, donde se gastará en crear riqueza y generar puestos de trabajo" ha resaltado Barcala.

Limpieza, identidad, capitalidad

El alcalde también ha resaltado la mejora de la gestión en algunas áreas muy demandadas por la ciudadanía, como es el caso de la limpieza. "Alicante está ahora más limpia que hace un año. No estamos satisfechos y queremos seguir mejorando, pero las acciones desarrolladas en todos y cada uno de los barrios para baldear, establecer limpiezas de choque, concienciar a la población con la campaña Alicante es mi casa, poner en marcha operativos específicos en Hogueras, Semana Santa, Navidad... demuestran que estamos implicados y trabajando a fondo para resolver un problema que a todos nos afecta".

"Nos hemos volcado por conseguir que los alicantinos se sientan orgullosos de serlo, y orgullosos de nuestra ciudad. Se ha acabado el hablar mal de la ciudad, el tirarnos piedras contra nuestro tejado. Hemos puesto en valor nuestras tradiciones, nuestras señas de identidad y la capitalidad, a través de nuestras fiestas, nuestro patrimonio, nuestra gastronomía, nuestros valores" ha resaltado Barcala.

Finalmente, pero no menos importante, ha resaltado su reivindicación de las infraestructuras necesarias para que la ciudad progrese. "Hemos reivindicado lo que nos corresponde. Infraestructuras e inversiones necesarias e irrenunciables que hemos exigido a Madrid y Valencia porque basta de este trato discriminatorio".

 

 

 

 

Comparte este contenido: