Barcala y el jefe del Consell acuerdan una hoja de ruta para incrementar las inversiones en Alicante

Barcala y Puig, en una imagen de archivoEl alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha valorado muy positivamente el encuentro mantenido con el jefe del Consell, Ximo Puig, para analizar las necesidades de inversión que tiene la ciudad de Alicante, y en el que ambos han coincidido en que “es el momento de pasar de las palabras a los hechos y de que se consignen de manera fehaciente y estableciendo prioridades las obras que precisa la capital de la provincia para garantizar el desarrollo presente y futuro de la ciudad”. Además de resaltar que “es necesario aparcar cualquier cuestión partidista y abordar los intereses generales de Alicante”.

LCV. Valencia / 23 de julio de 2019

En la reunión celebrada en la sede de la Presidencia de la Generalitat en Valencia, el alcalde, además de darle cuenta a Puig de los proyectos que Alicante necesita abordar con urgencia y para los que precisa tanto el respaldo de la Generalitat como el apoyo del Gobierno central, Barcala ha requerido del jefe del Consell su respaldo para poner fin “a la marginación en inversiones que sufre históricamente mi ciudad”, recordando a tal efecto que mientras que Alicante recibe 232 euros por habitante del Estado, otras ciudades similares como Málaga y Zaragoza, obtienen una media de 407 euros y 392 respectivamente”.

Barcala ha calificado el encuentro de “muy productivo y muy satisfactorio”, además de resaltar “la conexión y sensibilidad en cuanto a las cuestiones que son necesario abordar con más urgencia en Alicante”. “Hemos acordado fijar una hoja de ruta para las principales cuestiones pendientes en Alicante y su revisión al menos un par de veces al año para actualizar las necesidades”.

Para el alcalde de Alicante “es de justicia que se acabe de una vez por todas con esta marginación y para ello sólo existe una forma: que se consignen las obras que reclamamos tanto en los próximos Presupuestos Generales del Estado, como en los que elabora la propia Generalitat”.

A este respecto, el alcalde le ha trasladado el jefe del Consell una serie de actuaciones que considera perentorias para la ciudad de Alicante, como la conexión entre Luceros y la Estación de Renfe. Un proyecto que fue anunciado por el propio Puig en la pasada campaña electoral y que Barcala espera “ver convertido en realidad a la mayor brevedad posible”.

El alcalde también ha planteado a Puig la necesidad de que se pase de las palabras a los hechos en la ejecución de infraestructuras estratégicas como la conexión del Puerto y el Aeropuerto, la finalización de la Vía Parque con la eliminación de la vía de la vagoneta, y el tramo del PAU II para que se cierre ese primer cinturón urbano que conectará Playa San Juan con los Palmerales y la vía parque Alicante-Elche.

A este respecto, el alcalde considera esencial una reunión a tres bandas entre el Ayuntamiento de Alicante, la Generalitat y la Administración Central para “poner sobre la mesa todas estas actuaciones, se negocien y se establezca un acuerdo para consignarlas en los presupuestos y licitarlas. No queremos ser más que nadie -ha subrayado el primer edil al termino de la reunión con Puig- pero tampoco menos. Con el apoyo del presidente de la Generalitat esta reunión sería un punto de partida para poner fin a la marginación en inversiones de la ciudad de Alicante”.

Asimismo y ahondando en la necesidad de coordinación entre la administración local y la autonómica el alcalde ha planteado al presidente de la Generalitat que “al menos una vez cada seis meses celebremos un encuentro para analizar la evolución de los acuerdos y las inversiones y, en su caso, plantear nuevas necesidades. Es importante que consolidemos esta etapa de diálogo, lealtad y colaboración marcando en nuestras agendas al menos una reunión entre ambos cada seis meses”. Al término del encuentro, el alcalde ha concretado que la próxima reunión de coordinación entre Generalitat y Ayuntamiento tendrá lugar en otoño en Alicante.

Además, Barcala también ha hecho hincapié ante el presidente de la Generalitat en la necesidad de avanzar en el desarrollo de los centros de salud pendientes en la ciudad de Alicante (Garbinet, Playa de San Juan y PAU 2), “que deben estar reflejados en los presupuestos no sólo a nivel de proyecto sino también contemplando el inicio de obras en 2020”, así como en atender al déficit de plazas educativas que hay en la zona de Playas, y la eliminación de barracones en los colegios Almadraba, Jaume II y San Blas.

El alcalde también ha puesto sobre la mesa durante el encuentro con Puig proyectos educativos pendientes como la construcción del colegio de La Cañada o el centro de educación especial El Somni, y la reforma de otros como los CEIP Emilio Varela, Santo Ángel de la Guarda, La Florida y Juan Bautista Llorca, que se contemplan dentro del Programa Edificant.

Otros temas que se han tratado y sobre los que se han sentado las bases del diálogo son el nombramiento de un nuevo director del Teatro Principal, ahora que la Generalitat es copatrono, y la coordinación de estrategias para impulsar el desarrollo de una industria digital en la ciudad de Alicante, como generador de empleo.

Esta es la segunda ocasión en Barcala se reúne con el jefe del Consell en Valencia desde que es alcalde para dialogar y reclamar inversiones para la ciudad de Alicante. El anterior encuentro se celebró en julio de 2018, poco después de tomar posesión como alcalde.

 

 

Comparte este contenido: