Igualdad prevé terminar  la legislatura con la creación de 423 nuevas plazas para acogimiento infantil y juvenil

Rosa Molero, directora general de Infancia y AdolescenciaLa Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas prevé terminar la actual legislatura con la puesta en marcha de 423 nuevas plazas para acogimiento residencial de niños, niñas y adolescentes tutelados por la Generalitat, lo que supondrá, al terminar 2019, un incremento de cerca del 36 por ciento respecto de los recursos disponibles en 2015.

LCV. Valencia / 1 de diciembre de 2018

Así, lo ha explicado la directora general de Infancia y Adolescencia, Rosa Molero, quien ha explicado que este incremento de plazas "viene en buena medida motivado por las necesidades generadas ante la creciente llegada de personas menores de edad no tuteladas a la Comunitat Valenciana", que según ha recordado, es la sexta autonomía que más chicos y chicas en esta situación de desamparo recibe.

En concreto, Molero ha informado de que en lo que va de año han llegado a la Comunitat Valenciana 875 personas menores de edad no acompañadas, lo que supone multiplicar por tres el número de chicos y chicas que pasaron por la Comunitat Valenciana durante el mismo periodo del año 2017, en el que la cifra fue de 224.

La puesta en marcha de estos nuevos recursos "está permitiendo evitar que en la Comunitat Valenciana se produzcan imágenes donde chicos y chicas acaban durmiendo en instalaciones que nada tienen que ver con un centro de acogida y que no cuenta con el personal adecuado para su atención", ha indicado.

En este sentido, Moleroha explicado que las nuevas plazas se han creado teniendo en cuenta el nuevo modelo de acogimiento que se ha puesto en marcha esta legislatura, "que ha supuesto un cambio de paradigma", ya que "ahora el niño, la niña o el adolescente no tiene que adaptarse al centro, sino que es éste el que se adapta a las necesidades de los niños, niñas y adolescentes. Pasando de la tipología de centros a la tipología de programas".

Molero ha recordado que este nuevo modelo contempla un refuerzo de en los equipos de atención de los centros en un 61 por ciento, lo que permite dar una atención más especializada e individualizada, al pasar de una ratio de atención de 1,05 profesional por niño o niña atendido a una de 1,70.

Asimismo, se han introducido nuevos perfiles profesionales como las personas mediadoras interculturales o las técnicas o técnicos de igualdad de género, para atender la diversidad en todos los centros.

La directora general de Infancia y Adolescencia ha explicado que 'ahora mismo todos los centros de recepción de la Comunitat Valenciana, que es la puerta de entrada de los niños, niñas y adolescentes al sistema de tutela de la Generalitat, cuentan con un mediador o mediadora intercultural, para garantizar que esa primera toma de contacto, en el caso de las personas menores migrantes tengan las máximas garantías'.

Proyecto migratorio

Así, en el sistema de acogimiento hay un total de 15 personas mediadoras interculturales, que también han tenido un papel relevante en todo el proceso de acogida de las personas menores de edad no acompañadas que llegaron a bordo del Aquarius y que han pasado a ser tutelados por la Generalitat.

"La mayoría de ellos, -ha explicado Molero-, desconocían el idioma y la cultura española, por eso el papel de las figuras profesionales de mediación cultural ha sido muy importantes en todo el proceso de acompañamiento para que estos chicos y chicas puedan iniciar su proceso de inclusión en la sociedad valenciana".

El modelo puesto en marcha desde la Dirección General de Infancia y Adolescencia para la correcta inclusión de estos chicos y chicas se ha completado con la puesta en marcha de los programas de proyecto migratorio en diferentes centros y pisos, por los que pasan aquellos que requieren un trabajo más específico e intenso desde el punto de vista del lenguaje y la cultura.

La directora general ha explicado que el paso por estos pisos, "donde el programa de proyecto migratorio es más potente, es temporal y, una vez tienen un conocimiento aceptable del idioma y de la cultura, pasan al sistema general de acogimiento, donde se le asigna el recurso más adecuado para sus circunstancias, y donde conviven con chicos y chicas de todas las nacionalidades con total normalidad".

El objetivo, ha incidido, es impulsar un cambio de estrategia que permita el desarrollo de "un modelo de atención inclusiva, comunitaria, donde la persona menor de edad sea lo importante", mediante "una respuesta individual a los daños emocionales que genera el desamparo, a través de la mejora de los recursos humanos, y de las infraestructuras".

"El nuevo modelo considera a las niñas, niños y adolescentes como sujetos activos de derechos, apostando en todo momento por un sistema que visibilice sus competencias", ha manifestado Molero, quien ha añadido que, en esta misma línea, otro de los objetivos del nuevo modelo es fomentar la emancipación y la vida independiente.

Plazas emancipación

La directora general de Infancia y Adolescencia ha informado de que en estos años se ha realizado también "una fuerte apuesta por incrementar las plazas para jóvenes ex tutelado". Así de las 62 plazas que había en 2015 se han pasado a 110, entre las que hay, por primera vez, dos hogares públicos en Valencia para la preparación a la emancipación y la vida independiente para personas con edades comprendidas entre 16 y 23 años.

"Esta inversión sin precedentes ha supuesto un incremento en el número de plazas para emancipación en toda la Comunitat Valenciana del 40 por ciento en los últimos tres años. Un aumento que va a ser mayor todavía para 2019, ya que los presupuestos de la Conselleria para el próximo ejercicio contempla una partida para emancipación de 3 millones de euros", ha explicado.

Comparte este contenido: