Arranca la campaña de la renta a la que concurren cerca de 800.000 contribuyentes en la provincia de Alicante.

El decano del Colegio de Economistas de Alicante, Francisco Menargues, ha destacado la escasez de novedades en esta edición mientras que el vicesecretario de la junta colegial, Antonio Rodríguez, afirma que en materia de bonificaciones por guardería la Comunidad Valenciana es la más discriminada de todo el conjunto español.

LCV. Alicante / 7 de mayo de 2019

Alicante, martes 7 de mayo de 2018.El Impuesto sobre la Renta o IRPF es con diferencia el más trascendente para las arcas del Estado. A través de esta campaña la recaudación ascenderá a 82.859 millones de euros, con un incremento del 14,11% con respecto al ejercicio anterior.

El 2 de abril se inició el plazo para la presentación de las declaraciones y el 26 de junio es la fecha límite para presentar las que son a ingresar en las que se opta por la domiciliación bancaria para su pago, y el 1 de julio es el último día para presentar las declaraciones de Renta y Patrimonio relativas al ejercicio 2018.

En cuanto a las novedades para esta declaración de la renta,el decano del Colegio, Francisco Menargues, ha destacado la escasez de las mismas en esta campaña aunque ha añadido que hay algunas importantes a tener en cuenta, como las siguientes:

• Nuevos límites en la obligación de declarar, que benefician a contribuyentes que perciban ayudas públicas de reducida cuantía, así como a perceptores de rendimientos del trabajo procedentes de más de un pagador.

• Con efectos del 1 de enero de 2018, existe una nueva deducción para aquellos contribuyentes que no puedan optar por la declaración conjunta, por residir parte de los miembros de su unidad familiar en otro estado de la Unión Europea.

• Igualmente con efectos para 2018 y ejercicios anteriores no prescritos, se recoge la exención de las prestaciones por maternidad, incluyendo también las de paternidad percibidas de la Seguridad Social, las prestaciones, para iguales situaciones, reconocidas a profesionales por mutualidades que actúen como alternativa a la Seguridad Social y, además, para que no exista un trato discriminatorio, se regula la exención de las retribuciones percibidas por los empleados públicos en los permisos por parto, adopción o guarda y paternidad en situaciones idénticas a las que dan derecho a las percepciones por maternidad y paternidad de la Seguridad Social, siempre dentro de los límites máximos de estas últimas.

• También se amplía la deducción por maternidad, podrá incrementarse hasta en 1.000 € adicionales cuando se hayan satisfecho gastos por la custodia de menores de tres años en guarderías o centros de educación infantil autorizados.

• Se crea una nueva deducción por importe de 1.200 euros anuales por cónyuge no separado legalmente con discapacidad, siempre que no obtenga rentas anuales superiores a 8.000 €

• Becas al estudio y de formación de investigadores: se eleva el importe exento de las becas públicas y las concedidas por entidades beneficiarias del mecenazgo para cursar estudios.

• Existe la posibilidad de deducir el 30% del importe invertido en la suscripción de acciones o participaciones de empresas de nueva o reciente creación (antes 20%) con una base máxima de deducción de 60.000€ (antes 50.000)

Por último, el vicesecretario del Colegio, Antonio Rodríguez, ha querido poner el acento en la discriminación que supone para la Comunidad Valenciana el hecho de que se reconozca beneficio fiscal únicamente por tener hijos en escuelas infantiles y se deje fuera a las familias que optan por las guarderías, cosa que no ocurre en el resto del país.
Por su parte, Antonio Pérez, ha añadido que “en todas las campañas sobre la Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, nuestra recomendación inicial es siempre revisar minuciosamente tanto el borrador como los datos fiscales que facilita la Agencia Tributaria, para comprobar que toda la información es correcta y completa. En especial, recomendaría comprobar sí existen mensajes de aviso sobre posibles rentas, así como revisar atentamente el Anexo C que se implementó por primera vez en la declaración anterior”.

Normalmente la información que contiene, ha seguido Pérez,“es correcta, pero en algunas ocasiones existen ciertos datos que requieren ser modificados, o simplemente los datos fiscales no recogen toda la información sobre las rentas (rendimientos, ganancias y pérdidas patrimoniales y las imputaciones de renta que se establezcan por la ley) que deben incluirse en la declaración de la renta”.

Sobre esta cuestión, es importante informar que una reciente resolución del Tribunal Económico Central, considera que puede haber supuestos, en los que habiendo presentado la declaración del IRPF según una información incompleta facilitada por la AEAT, se produzca una infracción tributaria con la consiguiente imposición de sanción.

 

Comparte este contenido: