Seguimos entre lo malo y lo peor

JESÚS ALONSO 

Mientras en La Rioja, donde no hay tranvía ni metro pero tenemos un vino que resucita a los muertos según proclama la jota, el PSOE se ha quedado provisionalmente compuesto y sin novia en su afán por gobernar la autonomía después de veintitantos años de hegemonía popular gracias al empecinamiento de Podemos por ser el niño en el bautizo, el consorte en la boda y el muerto en el funeral, la derecha pactaba en Murcia un acuerdo de investidura que eleva a la Presidencia de la Región al candidato del PP con el apoyo de Ciudadanos y el consentimiento vigilante de Vox.

El PSOE i el poder

CARLES MULET

Carles MuletA principis de 2016, Pedro Sánchez va aplegar a un acord de govern amb el partit ultra Ciudadanos, aleshores el venien com a centrista a pesar dels seus continus atacs a les polítiques econòmiques socials, a la pluralitat cultural i lingüística (entre altres). Sense més, Sánchez volia imposar aquell pacte com única opció, i ens obligava a la resta de l’espectre polític a votar-lo sense més, com si els nostres votants no meresqueren que allò que havien votat, aquells programes i propostes, tingueren cap valor.

Lo asombroso es que aún nos asombremos

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoPrimero fue aquella foto del cadáver de un inmigrante en una solitaria playa andaluza a pocos metros de la sombrilla bajo la que se protegía del sol una plácida pareja de bañistas. Años después vimos, inerte, al pequeño Aylán mientras las breves olas de la costa turca mecían su cuerpo como si se tratara de un peluche abandonado en la arena tras el juego infantil. Recientemente, un hombre salvadoreño y su hija de apenas dos años protagonizaban la tragedia que se registra también al otro lado del Atlántico. La imagen de ambos, ahogados, en la orilla del río Bravo, o río Grande según lo citen los mexicanos o sus vecinos del norte, volvió a conmocionar a la opinión pública, pero menos que la primera y muy por debajo de la segunda. Todas estas fotografías cumplieron su cometido como vacunas de efectos efímeros contra la insensibilidad. Porque mientras esto ocurría, el Mediterráneo seguía devorando a miles de sus hijos llevándoselos hasta el fondo y, por lo tanto, hurtando a la retina de los espectadores el derecho a saber lo que ocurre frente a sus narices y el deber de denunciarlo una vez superado el asombro. Ojos que no ven.

La maleïda carretera de Cabanes-Orpesa

CARLES MULET

Carles MuletIntentaré fer un resum, perquè açò donaria per un llibre. Crec que sobra dir-vos que sempre m’ha apassionat la política, no? Sempre he pensat que davant les injustícies, les desigualtats, les opcions per intentar canviar les coses i buscar una milloria, la política era un instrument vàlid, i efectiu, no l’únic, però sí un de potent.

Camps acusa de chapucero a Dios

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoLleva el expresidente de la Generalitat Francisco Camps mucho tiempo dando señales inequívocas de que vive en una dimensión en la que el espacio y el tiempo se curvan hasta unirse en un círculo vicioso en el que la tangente resulta ser el ridículo más asombroso. Cada vez que abre la boca para responder sobre los asuntos que le mantienen desde hace años con un pie en los juzgados y el otro en su particular universo, sube el pan. Al margen de que las noticias que recibe de los tribunales sean buenas malas o regulares, el exjefe del Consell siempre tiene en la punta lengua una palabra, una frase o un latiguillo que además de causar perplejidad anima a sospechar que su reino no es de este mundo. Ni del otro.

Oportunamente

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoCuando un «manifestante», así, entre comillas, afirma que le han arrojado botellas, escrachado, escupido, golpeado, anonadado, amenazado, orinado encima por recipiente interpuesto y sometido a otras vejaciones intolerables en un sistema democrático que garantiza, entre otras, las libertades de expresión y de participación, y la Policía responde en un oportuno documento que bah, que no fue para tanto, que no hubo agresiones físicas, solo insultos y el lanzamiento de una botella de plástico vacía y que además los denunciantes hicieron caso omiso de las recomendaciones preventivas de los abundantes agentes, cuyo despliegue, según los vituperados, fue insuficiente, es que uno de los dos miente.

Hacer «turismo lento»

JESÚS MURGUI

Jesús MurgiCarta del obispo de Orihuela-Alicante a los turistas

 Estimados veraneantes:

 Un saludo a todos y bienvenidos a los que pasáis las vacaciones entre nosotros.

Me imagino que vuestra intención es aprovechar al máximo estos días de asueto. Supongo también que además de descansar queréis visitar y conocer los lugares y atractivos que ofrece nuestra tierra alicantina, que son muchos. En el empeño no os faltarán ofertas e itinerarios turísticos que acapararen vuestra atención. En fin, aquí encontrareis, seguro, abundantes opciones para organizar las vacaciones. Por este motivo, y siguiendo al Papa, me permito sugeriros algo que me parece de interés.

Majaderías

JESÚS ALONSO 

¿Había tantos majaderos por metro cuadrado antes (antes de qué, sería el matiz a añadir a la pregunta) o es que están surgiendo por generación espontánea y crecen sin control como las malas yerbas y se reproducen como conejos? Tiene uno la sensación de que allí donde pone el oído y el ojo escucha y ve la majadería, término que el siempre solvente Diccionario de la Lengua define como ‘dicho o hecho necio, poco oportuno o molesto por ser indiscreto falto de sentido común, propio de majaderos’.

El secreto de las tres eses

JOSÉ-TOMÁS CRUZ

José Tomás Cruz VarelaAfortunada y paulatinamente, a efectos del comercio en general y con gran esfuerzo por parte de los empresarios, tras siete largos años, la palabra "crisis", prácticamente ha ido superándose con dispares resultados en función de las estrategias aplicadas. Los verdaderos emprendedores conocen a la perfección que quejándose y protestando, nada se consigue y los resultados son nulos.

Vox, Ciudadanox y demáx

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoA Harry Lipton (Woody Allen) le apetecía invadir Polonia cada vez que escuchaba a Wagner. A mí me ocurre algo parecido con los líderes de Vox pero con la salvedad de que en vez de reconquistar la isla de Peregil como hizo Trillo al amanecer y con viento de Poniente, pongamos por caso, me entran ganas de salir corriendo hacia el pasado para comprobar si aún seguimos allí. Que seguimos. Es abrir la boca y, zas, se me vienen a las mientes canciones imperiales de esas que se cantaban en el cole al comienzo de las clases o después del rosario semanal.

Bipartidismo versus plurigalimatías

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoNadie dijo que iba a ser fácil el tránsito del bipartidismo al pluripartidismo. En un país como España, en el que no hay lugar para los matices, donde se es rojo o azul y los tonos grises no existen como fronterizos entre el blanco y el negro; donde se milita en el Real Madrid o en el Barça y se hace irreductible apología del mar o de la montaña para pasar la vacaciones mientras se defiende la calidad de HBO frente a Netflix con uñas y dientes, como si nos fuera la vida en ello; donde es obligatorio definirse como partidario de La guerra de las Galaxias o de Star Treck so pena de ser calificado de mindundi, tibio, cobarde, equidistante, traidor, soplagaitas, etcétera, lo que algunos no se esperaban es que íbamos a pasar de la placidez de la parejita al galimatías de la familia numerosa.

De la censura a la autocensura

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoLe puedes dar las vueltas que quieras, pero no hay por dónde coger el borrado por parte de la Universidad de Alicante en su buscador de internet del nombre de un miembro del tribunal que condenó a muerte al poeta oriolano Miguel Hernández a petición de un hijo suyo. Podrá el rector Manuel Palomar argumentar que se trata de una decisión cautelar basada en una hipotética colisión entre el derecho a la información y la ley de protección de datos, que para eso es Catedrático en el Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos e investigador en tecnologías del lenguaje humano. Podrá, incluso, avalar la validación por parte de la UA de la solicitud del descendiente de Antonio Baena Tocón en base a «garantizar la protección de supresión y el derecho al olvido digital del afectado», y defender que no se ha censurado ni borrado la información que había publicado su homólogo de Literatura Española en la misma institución académica Juan Antonio Ríos Carratalá, pero el asunto, convertido en polémica nacional, huele al humo de la hoguera en la que lo mismo asaban a las brujas que se incineraban libros prohibidos.

Camps, el delirio de una época

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoLa imagen forma parte de la historia nacional del culto al oropel y a la personalidad, de la construcción de castillos en el aire y del derroche amparado por las administraciones con cargo al erario y, por lo tanto, al porvenir de los ciudadanos. Mientras los dientes de la crisis empezaban a asomar en España sin que los órganos de control del sistema financiero y económico se percataran aparentemente de que estaban cariados hasta las raíces, el entonces presidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps se paseaba por el circuito Ricardo Tormo al volante de un rutilante Ferrari azul llevando como copiloto a la finada alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y detrás al no menos resplandeciente Fernando Alonso. Corría el mes de noviembre de 2009, quince meses después de que la marabunta de la Fórmula 1 rugiera por primera vez en una prueba oficial en el trazado urbano de la capital del Turia.

Coworking: Antropológicamente hablando…

GABRIEL TOMÉ

Gabriel ToméDesde los albores de la humanidad, el homo sapiens ha conseguido prosperar gracias a la capacidad de trabajar conjuntamente con otros de su especie, con un objetivo común, una meta. Desde la necesidad de sobrevivir en un inicio, pasando por el crecimiento económico, hasta llegar a intentar descifrar la esencia de la vida humana y el universo.

Comunidad Valenciana: el Apocalipsis que no cesa

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoLa síndica de Vox, Ana Vega, denuncia durante el debate de investidura de Ximo Puig como presidente de la Generalitat un «genocidio» del castellano en la Comunidad Valenciana y exige la expulsión de los inmigrantes ilegales. Moriscos al fin y al cabo. Además llama nazis a los diputados de Compromís, alude a los «perseguidos por haber nacido hombres» y se reafirma en su objetivo de acabar con las Cortes autóctonas, institución que considera un «chiringuito» del que sale su sueldo sin que le haga ascos. Acusa a Puig de estar más cerca de Franco que ella misma y culpa al PP y a Ciudadanos de «prestarse encantados a una política estalinista». La señora promete.

España se asoma a los pactos

JOSÉ-TOMÁS CRUZ

José Tomás Cruz VarelaOpinar y escribir en estos momentos sobre pactos políticos en España es correr un riesgo, pero tampoco el guardar silencio, nada o menos soluciona. Reconociendo que el derecho al voto y las propias elecciones son una necesidad recogida en nuestra Constitución, no es menos cierto que el haber tenido que acudir dos veces a las urnas en un mismo mes, con todo lo que ello conlleva, ha supuesto para los españoles un incordio considerable.

Un acuerdo sindical injusto

JUAN ÉVORA

Juan ÉvoraHa llegado a nuestro poder un acuerdo fechado en Valencia el 27 de mayo de 2019, firmado por CCOO y UGT, con el siguiente título: “Acuerdo sindical para la adecuada constitución o renovación de las Mesas Generales de Negociación en las Entidades Locales”.

Futbolistas con bula

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoMe sumo tarde, y el tiempo dirá si también mal, al coro de indignados por las desmesuradas manifestaciones de dolor registradas tras la muerte en accidente de tráfico del futbolista José Antonio Reyes a su regreso a Sevilla desde Almendralejo, en cuyo equipo, el Extremadura Unión Deportiva, de segunda división, jugaba tras una exitosa vida profesional en la élite. Si digo desmesuradas no es por falta de sensibilidad ni por ausencia de empatía con su entorno, sino porque la relación causa-efecto es desproporcionada habida cuenta de que el siniestro se produjo cuando el vehículo, un potente Mercedes fabricado con la pretensión de pasar a la historia como el mejor bólido del mundo, circulaba por la autovía a una velocidad muy superior a la permitida según los primeros resultados de la investigación, que también apuntan a un despiste del conductor. Desmedidas, además, porque a consecuencia de la imprudencia a la que apuntan todos los indicios perdió la vida un sobrino que viajaba con él y otro resultó gravemente herido, lo que ha sido soslayado en los masivos homenajes póstumos que durante tres días han tributado los aficionados al que, con una evidente falta de perspectiva, consideran un héroe obviando que su temerario pilotaje era una bomba de relojería capaz de causar daños colaterales incluso más allá de su familia.

Pendenciero Camps

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoFrancisco Camps, el patético expresidente de la Generalitat que sigue viviendo del erario desde su atrincheramiento numantino en el Consejo Jurídico Consultivo gracias a su moralmente perdida condición de ex Molt Honorable Senyor, ha unido a su calidad de redomado embustero la de pendenciero sin causa. O mejor, con varias causas judiciales pendientes. En dos de las que le traen de cabeza hasta el punto, parece ser, de hacérsela perder, el exjefe del Consell ha mostrado una versión cheli que le garantizaría el anonimato en un salón de billares de los bajos fondos.

Tararí que te vi, le dijo el juez a Zaplana

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoSerá un lenguaje inadecuado jurídicamente, y por lo tanto susceptible de recibir el reproche de los especialistas en embrollos. Después de asistir un día sí y otro también al máster sobre técnica procesal que está impartiendo el magistrado presidente de la sala segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, en el juicio a los políticos involucrados en el procés, parecería incluso que la expresión resta solemnidad a las decisiones de sus señorías. Sonará regulín y, desde luego, por llano y coloquial no entrará a formar parte del pomposo galimatías que se utiliza en los tribunales con el fin de que casi nadie se entere de qué va la feria. Pero en el fondo, lo que ha hecho el juez de la Audiencia de Valencia encargado del caso Erial al tumbar el intento de Eduardo Zaplana de anular la confesión de su testaferro Fernando Washington Belhot sobre dónde ocultaba el expresidente de la Generalitat y exministro de Aznar una fortuna de once millones de euros amasada presuntamente a base de cobrar comisiones ilegales cuando era el Rey del Mambo, cómo accedía al dinero y cómo lo blanqueaba, es susurrarle al oído «tararí que te vi».