Tres informes certifican que el alcalde de Orihuela cobró de Sanidad sin trabajar

Mireia Mollà durane su intervención en el pleno de Les CortsLa portavoz adjunta del grupo parlamentario Compromís en Les Corts, Mireia Mollà, se ha referido a los tres informes oficiales que le ha entregado la Conselleria de Sanidad que corroboran que el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, del PP, cobró sin trabajar en la dirección territorial de Sanidad de Alicante.

LCV. Alicante / 16 de octubre de 2018

Para Mollà "después de unas evidencias tan contundentes de la indecencia en la carrera política de Bascuñana y de sus flagrantes mentiras en este turbio asunto al alcalde de Orihuela no le queda otra opción que dimitir".

El portavoz de Compromís por Orihuela Cayetano Portugués también ha querido constatar que "Orihuela sigue siendo hoy rehén de las corruptelas populares, que nos siguen poniendo día tras día a nuestra ciudad en el mapa de la vergüenza ayudado por sus socios de Ciudadanos"

Según explica la parlamentaria de Compromís, "tanto la dirección territorial de Sanidad en Alicante, como el departamento de Recursos Humanos de la Conselleria, como el departamento de Salud de Orihuela han certificado en sus informes que Bascuñana estuvo cobrando durante seis años sin acudir a su lugar de trabajo en la dirección territorial de la Conselleria de Sanidad en Alicante".

Bascuñana cobró 50.000 euros anuales brutos durante esos años en los que no consta, para ninguno de los tres organismos oficiales que han realizado los informes, ninguna actividad ni su presencia física la Dirección Territorial.

"Estamos ante una situación fraudulenta que Bascuñana no ha sabido explicar –ha añadido Mollà- y que lo inhabilita políticamente para seguir desempeñando cargo público alguno. Ante la negativa a asumir sus responsabilidades y dimitir el turno debe ser del Partido Popular, que tiene la obligación de exigir al alcalde de Orihuela que deje sus cargos. Mientras no actúen en este asunto tanto Bonig como Casado serán cómplices de dar amparo a la indecencia que continua ensuciando la imagen de Orihuela".

Para Mollà "también Ciudadanos queda en evidencia porque fueron los culpables de que la moción de censura para echar a Bascuñana de la alcaldía de Orihuela no obtuviera los apoyos necesarios para seguir adelante. Ciudadanos tiene que replantearse su postura en el Ayuntamiento de Orihuela, sino acabarán la legislatura siendo la muleta necesaria de la indecencia del PP".

Comparte este contenido: