Detenida en Calpe una joven por robar más de 50.000 euros en joyas por el método del abrazo

La Guardia Civil ha detenido en Calpe a una mujer de 23 años como presunta autora de dos delitos de robo con violencia y dos delitos de hurto cometidos por el método del abrazo. La misma habría sustraído relojes y joyas por valor de más de 50.000 euros.

LCV. Calpe / 6 de febrero de 2019

Un alemán de 86 años, residente en Els Poblets (Alicante) fue abordado en la puerta de su casa por una mujer joven de 23 años, que le cogió de la mano y comenzó a besarle. Además de los besos, este hombre notó que el reloj que llevaba en su muñeca comenzaba a soltarse: estaba siendo víctima de un robo con el método del abrazo.

Nada más darse cuenta, trató de evitar que le sustrajera su reloj de 5.000 euros, pero la joven no paró hasta que se lo llevó, no sin antes causarle varias lesiones en el brazo.

Cuando agentes de la Guardia Civil de Calpe supieron que se había producido este robo en una localidad cercana, desplegaron un dispositivo tanto para localizar a la presunta autora, como para prevenir que en este municipio costero se produjera otro robo de este tipo.

A la altura de la Avenida de los Ejércitos Españoles, los agentes vieron a una persona que coincidía plenamente con la descripción de la mujer de Els Poblets y procedieron a su detención.

Tras realizar varias gestiones para averiguar si podría estar implicada en otros robos, resultó que le constaba un hurto en interior de vivienda en Callosa d’En Sarrià donde, de nuevo, tras ganarse la confianza del dueño con caricias y abrazos, le sustrajo varias joyas de la casa en un descuido.

Pero la lista de asuntos pendientes no se quedaba sólo en esta provincia. En la localidad de Artá (Baleares) también había cometido, presuntamente, el hurto de un reloj valorado en 24.000 euros con el mismo método. Es más, se había creado otra identidad diferente con la que estaba siendo buscada por un juzgado de Vinaroz (Castellón), como presutna autora de un robo con violencia a un anciano de un reloj de 10.000 euros.

La joven detenida, a pesar de tener 23 años, contaba con un largo historial delictivo por estar supuestamente implicada en más de 50 hurtos y robos relacionados con el método del abrazo.

Una vez ha pasado a disposición judicial por dos presuntos delitos de hurto y los otros dos de robo con violencia, ha quedado en libertad con cargos.

Comparte este contenido: