La Guardia Civil desarticula en El Campello una banda dedicada al cultivo, elaboración y tráfico de marihuana

Vista aérea de la plantaciónLa Guardia Civil de El Campello ha detenido a diez personas, todas ellas pertenecientes a un grupo criminal dedicado al cultivo, elaboración y tráfico de drogas. A uno de los dos cabecillas se le imputa, además, un delito de atentado a agente de la Autoridad, debido al intento de huída que protagonizó en el lugar.

LCV. El Campello / 12 de julio de 2019

La investigación comenzó a mediados del pasado mes de junio, cuando la Guardia Civil de El Campello tuvo conocimiento de una posible plantación de marihuana en el interior de un domicilio ubicado en una partida rural de dicha localidad.

Los agentes realizaron una serie de gestiones de averiguación, dando como resultado la identificación, tanto de la vivienda en sí, como de las diversas personas relacionadas con ella. Se pudo verificar que la plantación era visitada habitualmente por diferentes personas, que acudían a ella en vehículos de alta gama, y que ésta estaba siempre vigilada por un hombre que hacía, además, las labores de jardinero, cultivando y cuidando las plantas.

La tarde del 30 de junio, los agentes investigadores observaron la presencia de un camión en la parcela, lo que les llevó a sospechar que la marihuana podría haber sido ya cortada y preparada para ser transportada de forma inminente a algún otro lugar, lo que les llevó a explotar la operación antes de tiempo.

Esa misma madrugada, a las 05:30 horas, el citado camión abandonó la vivienda, siendo interceptado en ruta por los agentes, quienes encontraron en el interior de su carga restos de marihuana y desperdicios de las plantas cosechadas. En ese momento, el primero de los objetivos quedó detenido, procediéndose a la entrada y registro del domicilio en cuestión, con apoyo de efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Torrevieja.

En el interior de la vivienda investigada se encontraban los padres del ya detenido, de avanzada edad, y el hermano de éste. Según explicaron a los agentes, la casa es su domicilio habitual y, al verse apremiados por una situación económica muy difícil y desesperada, el matrimonio accedió a cultivar en su parcela la sustancia estupefaciente, recurriendo a un "modus operandi” totalmente inusual, ya que la plantación se encontraba a cielo abierto, siendo completamente visible desde el aire, estando la finca rodeada por cuatro casas más, en menos de cien metros a la redonda, siendo el fuerte olor de las plantas su más flagrante delator.

A lo largo de esa misma mañana, apareció en el acceso al camino de la partida que lleva a la plantación, un vehículo de alta gama que, al percatarse de las patrullas uniformadas y de los agentes en el interior de la vivienda, frenó bruscamente y salió marcha atrás de forma agresiva, a toda velocidad, impactando en su huída contra un vehículo oficial, que le había cerrado el paso del camino para impedir su fuga.

El conductor de dicho vehículo, que iba acompañado por sus hijos, dos de ellos menores de edad y una mayor, resultó ser uno de los cabecillas del grupo. Quedó detenido en el momento, imputándole, además, un delito de atentado a agentes de la Autoridad. El segundo de los cabecillas fue localizado y detenido seguidamente, mientras se disponía a acceder también a la plantación.

Cabe destacar que estos dos últimos detenidos, los considerados líderes del grupo criminal, son un padre y un hijo, con residencia en el cementerio de Alicante, quienes poseen numerosos antecedentes por delitos de la misma naturaleza. De hecho, el padre fue detenido apenas un mes antes, el pasado 4 de junio, en una operación llevada a cabo por agentes de la Comisaría Centro de la Policía Nacional de Alicante, en la que se desarticuló también otra plantación de marihuana, en ese caso indoor, de lo que se deduce que, en ese momento, estaba dirigiendo, a la vez, la plantación de El Campello.

El hijo, por su parte, llevaba puesta en el momento de su detención, una pulsera de localización, por encontrarse en libertad provisional, a la vez que dirigía la plantación actual.

Como resultado de la operación, se ha intervenido un total de 1676 plantas de marihuana, en fase de producción y 30 kilogramos de cogollos secos, preparados para su venta, distribuidos en envases de medio kilo cada uno aproximadamente, paquetes que los cabecillas se disponían a recoger de la vivienda en el momento de su detención. También se ha intervenido dos vehículos, el camión y 3.800 euros en efectivo.

Por todo ello, se ha detenido a un total de 10 personas, todas españolas, siendo 4 de ellas mujeres, de 68, 21, 18 y 16 años y 6 hombres, de edades comprendidas entre los 73 y los 14 años.

Los dos hermanos, encargados de la plantación, y los dos dirigentes (padre e hijo), han ingresado en prisión provisional sin fianza, quedando los 6 detenidos restantes en libertad provisional con cargos, a la espera de juicio.

 

Para más información pueden contactar con la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil, en el teléfono 96 514 56 60 ext. 446 - 406.

Comparte este contenido: