Vivienda habilita 40 inmuebles EVha para afectados por las inundaciones en la Vega Baja

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha manifestado que la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática ya ha puesto a disposición alrededor de 40 viviendas de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha) que tenía previsto adjudicar, pero que dadas las circunstancias se van a destinar a atender a familias en situación de emergencia.

LCV. Orihuela / 18 de septiembre de 2019

Dalmau ha visitado varios municipios de la Vega Baja para conocer de primera mano los daños ocasionados por el temporal. Allí ha asegurado que las personas afectadas "deben saber que el Gobierno Valenciano está absolutamente comprometido con la reconstrucción y rehabilitación de las viviendas y de todos los daños que han tenido lugar".

Martínez Dalmau ha realizado estas declaraciones tras la reunión que ha mantenido a primera hora con el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana. A lo largo de la jornada, el vicepresidente segundo se va a desplazar a Redován, Callosa de Segura, Almoradí y Dolores para conocer las consecuencias de la gota fría en estos municipios. Allí ha mantenido reuniones con los alcaldes, quienes les han transmitido las necesidades e inquietudes de sus vecinos.

El vicepresidente ha declarado que este tipo de desastres no ocurrirían si no estuviéramos incorporados dentro de un proceso terrible de cambio climático. "O cambiamos nuestros comportamientos y buscamos formas de reversión o, lamentablemente, vamos a tener que sufrir este tipo de catástrofes", ha planteado.

De ahí el empeño y la colaboración de las administraciones públicas por "buscar la forma de transitar a un mundo más ecológico, más verde y con mayor capacidad de tener personas viviendo sosteniblemente".

Una vez pasado el temporal, es el momento de que la Conselleria de Vivienda empiece a evaluar los daños causados. El vicepresidente segundo ha explicado que decenas de técnicos ya están desplegados en los municipios afectados para evaluar los daños y determinar los procedimientos a incorporar para revertir la situación.

Para el vicepresidente segundo, lo más importante ahora es que "las personas que se encuentran ante una situación de desprotección tengan un techo para dormir". Tras una reunión con el equipo de emergencias para la zona de la Vega Bajan, se ha constatado el descenso de ciudadanos que permanecen en albergues, en torno a un centenar en toda la comarca.

"Esta desgracia ha demostrado que el Estado funciona y dispone de unos mecanismos de emergencia para rescatar y salvar a la gente", ha destacado. Ahora, en un segundo paso, "todos y todas nos tenemos que comprometer para que las personas damnificadas que han salido de sus casas tengan un lugar donde dormir y su derecho a la vivienda quede pronto restablecido", ha concluido.

Comparte este contenido: