Muere la exministra de Cultura Carmen Alborch a los setenta años de edad

Carmen Alborch, con Pedro Sánches y Ximo Puig el pasado 9 de octubre"Fue directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) en una etapa crucial para este Museo. Hizo de un museo joven e incipiente uno de los mejores museos de Europa en su momento", ha señalado el ministro de Cultura José Guirao.

LCV. Valencia / 24 de octubre de 2018

En un plano más personal, José Guirao ha querido que se recuerde a Carmen Alborch como "una mujer avanzada a su tiempo, progresista, feminista, pero sobre todo por ser pura alegría y una amiga imposible de olvidar".

Posteriormente, con motivo de una atención a medios de comunicación, el Ministro ha añadido que "Carmen es una figura imprescindible para conocer lo que es la Cultura, el Feminismo y una manera de estar en la vida en nuestra Democracia".

Para Guirao, Alborch fue "una feminista antes de que el feminismo estuviera de moda, desde su primera juventud; una excelente escritora, que escribió acerca de las cosas que le preocupaban, sobre todo de las mujeres; y fue una bellísima persona".

"Despedimos hoy a alguien que ha ocupado este Ministerio y lo hizo con brillantez, con tesón y con mucha responsabilidad. Como persona, he perdido a una amiga, una especie de hermana protectora. Yo trabajé con ella cuando era Ministra -siempre me cuidó- y esa amistad se ha mantenido hasta hoy y se mantendrá siempre", ha concluido el Ministro.

Mandato como ministra

Nombrada ministra por el Gobierno socialista de Felipe González el 14 de julio de 1993, Alborch ejerció en el cargo hasta el 4 de mayo de 1996. Durante su mandato se realizaron medidas de gran trascendencia, como la aprobación de la Ley de Propiedad Intelectual (1996), la Ley de Fomento de la Cinematografía (1994), el Plan de Catedrales, la publicación del Mapa Nacional de Infraestructuras y Recursos Culturales y el pacto rubricado con el principal grupo de la oposición para hacer del Museo Nacional del Prado un asunto de Estado, dejándolo al margen de pugnas partidistas. Este pacto continúa vigente en la actualidad.

Carmen Alborch trasladó su carisma personal e irreductible a la política y, con una eterna sonrisa, se comprometió con la Cultura y el feminismo hasta sus últimos días. Muestra de ello fueron sus palabras el pasado 9 de octubre, al recibir la más alta distinción de la Comunidad Valenciana, en las que en presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, explicó que "el feminismo ha mejorado la calidad de vida de todos los ciudadanos y ciudadanas, debería ser declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad".

Mujer de la Cultura, además de haber sido directora del IVAM, Alborch ejerció otros puestos institucionales como el de primera mujer decana de Derecho en Valencia y directora general de Cultura de la Generalitat Valenciana. Además, desarrolló una de sus facetas más personales, como autora de libros. 'Solas', 'Malas', 'Libres' y, el más reciente 'Los placeres de la edad' son algunos de los textos en los que abordó una reflexión sobre la mujer en nuestra sociedad. Actualmente estaba escribiendo un libro sobre la Alegría de vivir.

Comparte este contenido: