Cae una red que planeaba robar las pegatinas imantadas de 110 km/h para colocarlas en los frigoríficos

Pegatinas como esta de un metro de diámetro iban a ser robadas para venderlas como piezas ornamentales de los frigoríficos

Pegatinas como esta de un metro de diámetro iban a ser robadas para venderlas como piezas ornamentales de los frigoríficos

La Guardia Civil ha desmantalado una red especializada en el robo de cosas raras que se disponía a sustraer las pegatinas imantadas que se colocarán en las autopistas y autovías sobre la señalización original para informar a los conductores de que el límite de velocidad es de 110 kilómetros por hora. Según fuentes del Instituto Armado, la banda, integrada sólo por ciudadanos españoles, tenía intención de vender los discos como adhesivos decorativos para ponerlos en las puertas de los frigoríficos, igual que se hace con los otros más pequeños que las familias se traen como recuerdo de los lugares en los que han disfrutado de las vacaciones. En la operación, que aún sigue abierta, se les ha decomisado dos escalera de tijera, media docena de cuters que presuntamente iban a utilizar para desprender las pegatinas y medio kilo de viruta de hierro cuya función en el proceso delictivo está investigando el Cuerpo Magnético de la Benemérita. Este destacamento creado específicamente por el Ministerio del Interior nada más alumbrar la iniciativa orientada a ahorrar energía, peina ahora tiendas de souvenirs y empresas del top manta para determinar si iban a ser utilizados como revendedores del género robado.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *