Dramática vuelta al cole: desaparece un centro público ante los alumnos que se disponían a iniciar el curso

El ministro Wert muestra su satifacción por las explicaciones dadas por él mismo

El ministro Wert muestra su satifacción por las explicaciones dadas por él mismo

Llanto y consternación. Así definía ayer un padre de alumno la dantesca situación vivida en el centro público Birlibirloque cuando, minutos antes de que diera comienzo el curso escolar, el edificio desapareció ante los asombrados ojos de los niños que, ilusionados, se disponían a entrar en las aulas, y de los progenitores que les acompañaban. “Fue espantoso -señala la presidenta de la AMPA-, nada más sonar la sirena el centro de desvaneció en el aire. No sabemos que ha podido ocurrir con los profesores que, suponemos, se encontraban en el interior”. Los sindicatos de la enseñanaza sospechan que la volatilización del colegio obedece “a los recortes puestos en marcha por las administraciones. Estamos ante un nuevo atentado contra la enseñanza pública”, mientras que el ministro de Educación Ignacio Wert asegura que se trata solo de “una reasignación temporal de los átomos que permiten configurar la estructura básica del colegio, sujeto, como todo, a las leyes de la física y a complicadas variables espaciotemporales capaces de alterar el rumbo de los acontecimientos y a intervenir aleatoriamente en su mismidad”.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *