El descenso de hambrientos en el mundo amenaza la producción de pobres

Alrededor de mil millones de hambrientos de todo el mundo se echaron ayer a la calle en las principales ciudades del planeta para celebrar que este año cerca de cien millones de ellos abandonarán su dieta involutaria, según los datos publicados por la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Este será, según dicha fuente, el primero en quince años en el que se registra un descenso de hambrientos. En medio de la satisfacción general de los aludidos, que no se habían dado cuenta de tan feliz acontecimiento porque el ruido de sus tripas les impedía oir a los organismos encargados de su defensa, ha sorprendido no obstante un contrainforme firmado por Carmen Lomana que advierte de que la reducción de  hambrientos provocará un “inusitado descenso en la producción de pobres” que puede colapsar el sistema. El informe añade que la mendicidad supone el 0,00000000000000001% , o menos, del Producto Interior Bruto de los países desarrolados.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *