El exdiputado del PP que se tocaba los huevos en la Asamblea de Madrid también pegaba mocos debajo del escaño

El exdiputado hizo caso omiso durante toda la legislatura pasada del cartel que ordenó colocar la presidencia del Parlamento para ver si se daba por aludido

El exdiputado hizo caso omiso durante toda la legislatura pasada del cartel que ordenó colocar la presidencia del Parlamento para ver si se daba por aludido

Estremecedor. El exparlamentario del PP en la Asamblea de Madrid José Miguel Moreno, que en una conversación con el capo de la trama Púnica David Marjaliza decía que se había hecho diputado para ‘tocarse los huevos’ y reclamaba pasta para irse de vacaciones, también pegaba los mocos debajo de su escaño. Según ha podido comprobar La Badana tras un exahustivo peinado de las películas grabadas por las cámaras del parlamento autonómico, mientras con una mano se tocaba lo que dijo que se tocaba con la otra hacía pelotillas que pegaba debajo de su escaño. “Era espantoso, horrible. Un asco, vamos. Cada vez que limpiábamos su asiento teníamos que utilizar espátula, porque aquello no salía ni rociándolo con ácido sulfúrico”, asegura una de las señoras de la limpieza encargadas de mantener aseado el hemiciclo, todavía impactada por la ingente producción del también exalcalde de Valdemoro.

 

 

El sumario del caso Púnica ha revelado las conversaciones telefónicas entre José Miguel Moreno, ex diputado del Partido Popular en la Asamblea de Madrid y ex alcalde de Valdemoro, con el empresario David Marjaliza, uno de los líderes de la trama Púnica.

 

Los agentes de la Unidad Central Operativa

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *