El hijo de Rajoy no descarta denunciarle por abuso de autoridad después de que le propinara un par de collejas

El chiquillo puede poner en peligro la carrera política de su padre, lo que no ha logrado Bárcenas, si decide ir hasta el final

El chiquillo puede poner en peligro la carrera política de su padre, lo que no ha logrado Bárcenas, si decide ir hasta el final

El par de collejas que el presidente del Gobierno propinó a su hijo después de que este criticara un juego on-line locutado por uno de los integrantes del equipo de Deportes de la emisora a la que había acudido Mariano Rajoy para participar en una retransmisión, puede pasar a mayores si finalmente la criatura decide denunciar a su progenitor por abuso de autoridad. De momento, el vástago está repasando detenidamente junto a sus abogados la Declaración Universal de Derechos del Niño para valorar si hay materia. El chaval estudia pedir una indemnización por daños morales equivalente al cien por ciento de su paga semanal, aunque no descarta, en el caso de que decida seguir adelante con la demanda, reclamar para su padre una pena más grave, como, por ejemplo, que sea privado de la lectura del Marca durante un par de meses y que acuda a todos los debates a los que sea invitado de aquí al 20 de diciembre.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *