Elena Martín dice tras ganar a Valenzuela que no lloró de alegría sino para ir entrenándose

Obsérvese la perfección del llanto tras la oreja del militante que abraza

Obsérvese la perfección del llanto tras la oreja del militante que abraza

La candidata del PSOE a desbancar a Sonia Castedo de la Alcaldía de Alicante, Elena Martín, asegura en declaraciones exclusivas a Labadana que las lágrimas que derramó el domingo en la sede socialista tras derrotar a su contrincante en las primarias, Antonio Fernández Valenzuela, no fueron de alegría ni un desahogo tras la tensión de las últimas semanas, sino “una manera de ir entrenándome de cara al futuro”. La secretaria de Organizaciónde este partido dice que sabe la que se le avecina y ha decidido no perder tiempo. Por eso alterna las clases de psicodrama con sesiones en las que recibe nociones básicas del método Stanislavsky. “Sin embargo -asegura- nada mejor que pelar cebollas para tener el lagrimal flojo y convenientemente educado”. Según desvela ella misma, empezó a practicar cuando le propusieron inmolarse públicamente, “pero ahora, mira, le he cogido el tranquillo y es que no hay día que no llore un cuarto de litro o así sin apenas esfuerzo y sin necesidad de mirar las cifras del paro”.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *