Esperanza Aguirre dona su cuerpo a la ciencia

Camps y Aguirre, en uno de sus últimos requiebros

Camps y Aguirre, en uno de sus últimos requiebros

La sin par Presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, en un gesto que define su trayectoria política y humana, paradigma que ha guiado su gestión plena de generosidad, amor al pueblo y fe ciega en la verdad, ha decidido donar su cuerpo a la ciencia para que se pueda estudiar en ella las razones de las inmunidad política,  la impunidad legal, el fervor al servicio público y la aversión a la limpieza de alfombras. Ante tamaño gesto, el Ministerio de Cultura la ha señalado como patrona de la ley de mecenazgo del Gurtel de Bankia de la Cañada del Real Camino, la ministra de sanidad Ana Mato la ha citado como baluarte de la salud pública por su ímpetu en la limpieza de plazas y calles, su afligido entorno ha difundido una nota aclarando que el gesto se debe a su íntimo pensamiento thacherista cañí (“Si el Estado no gasta, el Estado ahorra”). La oposición, en cambio, estima que “lo hace para ahorrarse el coste de las exiquias que cubrirá, como siempre en estos casos, el pueblo llano”. Los gusanos respiran aliviados.

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *