La negativa de Rosa Díez a desfilar en la procesión del Santo Batacazo forzó la dimisión de Toni Cantó en UPyD

Toni Cantó justo en el momento de decirle a Díez que de procesionar el Domingo de Resurrección, nada de nada

Toni Cantó justo en el momento de decirle a Díez que de procesionar el Domingo de Resurrección, nada de nada

La negativa de la lideresa de Unión Progreso y Democracia Rosa Díez a desfilar en la procesión del Divino Batacazo, como le había exigido Toni Cantó en plan acto de contricción de cara a la galería tras los pésimos resultados en las elecciones andaluzas, forzó la dimisión del diputado de la formación magenta. En plena Semana Santa, Díez planteó como alternativa salir en la procesión del Domingo de Resurrección, pero Cantó no pasó por el aro al considerar que su compañera pretendía con ello enviar a la militancia una señal de optimismo que no se correspondía con la situación del partido. Después de las alabanzas que ambos se han prodigado a raíz de la espantá del actor, algunos dirigentes esperan que las aguas vuelvan a su cauce en la procesión del Reencuentro que se celebraría a puerta cerrada en al sede de UPyD si es que para cuando se produzca les queda alguna abierta.

 

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *