Los expertos consideran que el PP necesitará al menos dos camiones cisterna de botox para renovar su imagen

El PP confía en el 'efecto Sánchez Camacho' para trasladar a los ciudadanos una nueva imagen

El PP confía en el ‘efecto Sánchez Camacho’ para lograr trasladar a los ciudadanos una nueva imagen

Ni nuevo logotipo ni nombramientos de jóvenes portavoces que sepan comunicar los logros del Gobierno ni cambios en el sistema de elección de los líderes del partido. Los más destacados especialistas en cambio de imagen coinciden en señalar que el PP necesitaría entre uno y dos camiones cisterna de botox para renovarse y llegar con mayor facilidad al electorado antes de las elecciones generales de finales de año. El presidente del Gobierno y de la formación conservadora, Mariano Rajoy, tiene ya muy avanzado el Plan Inyectable (PI), un ambicioso proyecto consistente en administrar de forma masiva la toxina botulínica para que no se les noten las arrugas que está inspirado en la máscara que luce la dirigente catalana Alicia Sánchez Camacho. 

Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *